Equidad de género, prioridad de Ligia Urroz

*La cultura femenina forma parte de una experiencia colectiva que une a las escritoras a través del tiempo y del espacio, asegura la escritora

*La cultura femenina forma parte de una experiencia colectiva que une a las escritoras a través del tiempo y del espacio, asegura la escritora

México, 13 de diciembre (Notimex).— La escritora Ligia Urroz (Managua, Nicaragua, 1968) compartió su preocupación por que aún en la modernidad falta un enorme camino por recorrer con respecto a la equidad de género y el respeto a los derechos humanos de las mujeres.       En su más reciente participación en la 33 Feria del Libro Internacional del Libro de Guadalajara, con la presentación de la antología Mujeres de miedo que cuentan —tercer libro que cierra la trilogía de “Mujeres que cuentan”, teniendo como primer libro Catorce que incluye 14 cuentos, el segundo Once mujeres—, Urroz participó con los cuentos Viajes Oníricos, y Narciso Negro. La escritora señaló que en muchas sociedades del planeta “la mujer ha sido relegada subyugada o vista como un ciudadano de segunda”.      En su participación compartió datos como “nueve mujeres son asesinadas diariamente en México (ONU)”, o el indicador que aporta este organismo al clasificar la violencia de género como una pandemia y a México entre las 20 peores naciones con este problema.      Urroz enfatizó que “la cultura femenina forma parte de una experiencia colectiva que une a las escritoras a través del tiempo y el espacio. Hay esfuerzos individuales que se han transformado en esfuerzos colectivos y aquí es donde la literatura comparada me da una trinchera desde la que puedo dirigir mi esfuerzo individual en uno que represente a la colectividad de mi entorno, mi país y del mundo entero”.      De igual forma, Urroz presentó su libro El Color púrpura, Persépolis y la Vida de Adèle: un ejercicio de literatura comparada desde una perspectiva de género, del cual compartió que inicialmente expone la definición de la lectura comparada, luego toma como base a Simone de Beuvoir y su obra Segundo sexo, para más tarde hacer un análisis de las obras elegidas por ella por ser un ejemplo de esfuerzo individual transformado en colectivo —Alice Walker y su novela El color púrpura; Marjane Satrapi y su novela gráfica Persépolis y Julie Maroh con su obra El azul es un color cálido—, ejecutando un análisis de éstas, sus sinopsis, sus comparativos literarios y su relación con obras pictóricas, cinematográficas, musicales y el mensaje que contienen para las mujeres.      Y, más hacía el final del recorrido, Urroz presenta una comparación desde el punto de vista común: "la culpa femenina”, tomando como base la obra de teatro El Cabaret Diabólico, de Beth Escudé e Isabelle Bress. La escritora también anunció que su próxima novela saldrá a la luz en el primer semestre del próximo año.