Montan nacimiento tradicional del escultor Miguel Vázquez

*Las figuras en el Museo de El Carmen datan de la segunda mitad del siglo XX

*Las figuras en el Museo de El Carmen datan de la segunda mitad del siglo XX

México, 9 de diciembre (Notimex).— Un nacimiento conformado por 47 figuras, las cuales fueron elaboradas por el escultor Miguel Vázquez, oriundo de Salamanca, Guanajuato, fue colocado en el Museo de El Carmen, mismo que podrá ser visitado hasta el 2 de febrero de 2020.       La directora del recinto, Eva Ayala Canseco, encargada de la investigación en la que se basa el montaje, indicó que las piezas prestadas datan de la segunda mitad del siglo XX, por lo que fueron limpiadas y atendidas por expertos en restauración en problemáticas como su pigmentación, refirió un comunicado.       “Se tienen referencias de que desde las catacumbas de la antigua Roma existían representaciones de los ‘sabios de Oriente’ que conocemos en México como Reyes Magos”, además, en 1223, san Francisco de Asís realizó la primera recreación de la Natividad, para lo cual instaló un pesebre en una cueva y caracterizó a fieles como los personajes que participaron acorde con la Biblia.       Explicó que los elementos que integran los Nacimientos han experimentado una construcción específica con el paso de los siglos, como los Reyes Magos, detrás de quienes existe una representación de la Santísima Trinidad, así como una visión de los continentes (Europa, Asia y África) que se conocían en la Edad Media.       Agregó que, aunque los Nacimientos están pensados para mostrar numerosos conceptos católicos y episodios de los llamados evangelios canónicos y los apócrifos, son el resultado de la creatividad y el gusto de cada fiel, en los cuales se entremezclan luces multicolores o figuras de distintos tamaños y estilos que conviven dentro de una misma narrativa en los hogares mexicanos.       “Preservar esta tradición en un recinto laico tiene también que ver con una voluntad de entender a la Navidad como una época en la que, como seres humanos, nos sincronizamos con la naturaleza y reposamos bajo la idea de cerrar un ciclo e iniciar otro; lo cual es una idea universal, presente en diversas religiones y manejada por múltiples pensamientos filosóficos del mundo”.