Manuel M. Ponce, padre del nacionalismo musical mexicano

*El día de hoy se conmemora el 137 aniversario del nacimiento de uno de los compositores más prolíficos en el panorama de la música de concierto en el país

*El día de hoy se conmemora el 137 aniversario del nacimiento de uno de los compositores más prolíficos en el panorama de la música de concierto en el país

México, 08 de diciembre (Notimex).— Desde muy niño el músico mexicano Manuel M. Ponce (Fresnillo, Zacatecas, 1882 – 1948) dio muestras de una gran facilidad para la música. A los nueve años compuso su primera obra pianística, formó parte de un coro infantil y fue organista en el Templo de San Diego en Aguascalientes. En 1900 se trasladó a la Ciudad de México para ingresar en el Conservatorio Nacional de Música y en 1904 viajó a Europa, donde estudió con Luigi Tochi en Bolonia y con Martin Krauze en Berlín, comunicó el Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL) en conmemoración del nacimiento del artista.      Para 1912, ya de regreso a México, Ponce estrenó su Concierto para piano y orquesta con la Orquesta Sinfónica de México, dirigida por Julián Carrillo. Dos años después apareció su Álbum de canciones mexicanas, basado en piezas populares que fue recogiendo del interior del país. La más famosa sería Estrellita, compuesta en 1912 y cuya popularidad persiste hasta nuestros días, posicionándose como uno de los primeros compositores mexicanos que incorporó la tradición popular a su obra.      En 1915, derivado de sus ideas políticas viajó a La Habana, en donde vivió dos años, y apasionado por la música popular cubana, se encaminó a componer la Suite cubana y su Sonata para violonchelo y piano. De vuelta a México en 1917, dirigió a la Orquesta Sinfónica Nacional durante dos años.      A los 43 años volvió a Europa donde se matriculó en la Escuela Normal de Música de París y tomó clases con Paul Dukás, también entabló amistad con el guitarrista español Andrés Segovia, quien lo llevó a cambiar su lenguaje musical y abandonar el estilo nacionalista. Su amistad con Segovia redundó en una serie de obras guitarrísticas dedicadas al gran artista español, como Variaciones sobre la Folia de España, de 1929, las sonatas y el Concierto del Sur para guitarra y orquesta, estrenado por Andrés Segovia en Montevideo en octubre de 1942. Obtuvo la licenciatura en composición en 1932, a los 50 años de edad, y armado de nuevas ideas y de un nuevo lenguaje volvió a México, ese mismo año fue nombrado director del Conservatorio Nacional de Música.      El concertista de Bellas Artes, Sergio Ortiz, violista de profesión y especialista en la obra de Ponce, considera al zacatecano “uno de los cuatro pilares de la composición musical mexicana de concierto”, junto con Julián Carrillo, Carlos Chávez y Silvestre Revueltas. Por su parte, Rodolfo Pérez Berrelleza, guitarrista e investigador, al destacar la obra para guitarra de Ponce señaló: “Enriqueció el repertorio de ese instrumento; fue uno de los autores más influyentes en el desarrollo de una estética particular en el siglo XX lo cual lo distingue de sus pares de esa época y que hoy no ha pasado de moda”.      Entre sus obras sinfónicas destaca Concierto para violín y orquesta que escribió y estrenó en 1943 con el violinista Henryk Szeryng y la Orquesta Sinfónica de México, bajo la dirección de Carlos Chávez, también, compuso el ambicioso tríptico orquestal Chapultepec. En 1942 es nombrado miembro titular del Seminario de Cultura Mexicana, para tres años más tarde convertirse en director de la Escuela Nacional de Música. Por sus aportes a la docencia y la composición recibió en 1947 el Premio Nacional de Ciencias y Artes. Ponce falleció el 24 de abril de 1948 en la Ciudad de México.