LITORAL

CONOCER LA CULTURA MAORÍ DE LA MANO DE WITI IHIMAERA

CONOCER LA CULTURA MAORÍ DE LA MANO DE WITI IHIMAERA

Lo primero que se puede decir de Witi Ihimaera es que es el primer autor maorí que vive en Nueva Zelanda y escribe en inglés y en su lengua natal. Eso lo describe por completo, pues se trata de quien a través de su obra escrita ha querido hacer visible a su pueblo y lo ha hecho en distintos momentos desde diferentes ángulos, con diversos objetivos. Primero lo hizo a través de relatos en los que rescató su cultura, sus tradiciones, sus leyendas, para hacerlas visibles. Es decir, se sumergió en la historia de esa civilización del Pacífico Sur.

En un segundo momento y tras un impasse intencional en su obra, escribió de los maorís vivos, ya no de los muertos; de la actualidad de su pueblo, de su condición presente, de su situación en la que, si bien representan el 14 por ciento de la población total, ya no son dueños absolutos de su territorio. Es decir, su literatura entró en una fase en la que describe el choque cultural entre su gente y los pakeha, es decir los blancos europeos que llegaron a colonizar. Entonces su obra escrita, aun siendo literatura, adquiere tonos sociológicos y políticos.

No obstante que los pueblos maorí y occidental conviven de manera armónica y pacífica tras dos tratados por los que mantienen mutuo respeto y reconocimiento, el de 1840 o Waitangi y el de 1997 o Ngai Tahu, que enmendó los abusos del anterior, es evidente que existen diferentes visiones, puntos de vista y hasta filosofías para entender las cosas, la vida misma. Ese ha sido el propósito de la obra de Ihimaera en los dos momentos descritos. Un tercer episodio lo ocupa la literatura en la que retoma su preferencia homosexual, la cual descubre cuando ya era casado.

Witi Tame Ihimaera-Smiler, su nombre completo, nace el 7 de febrero de 1944 en Waituhi, cerca de Gisborne, Nueva Zelanda, y de acuerdo con datos biográficos tiene ascendencia Te Aitanga-a-Mahaki y relaciones con las casas iwi o grupos maoríes Tuhoe, Te Whanau-a-Apanui, Ngati Kahungunu y Ngai Tamanuhiri, así como cercanía con los Rongowhakaata, Ngati Porou y Te Whakatohea. Sus primeros estudios los hizo en Te Karaka DHS y el Mormon Church College, para posteriormente entrar a la universidad en Gisborne, luego a la de Aukland y finalmente obtener una licenciatura en Artes por la de Wellington, en 1971. En el intermedio trabajó como aprendiz de reportero y cartero.

Su obra consiste principalmente en relatos y novelas, y estudiosos de la misma señalan que se basa en hechos reales, aunque no es autobiográfica. Así, por ejemplo, Waituhi, el lugar donde se desarrolla gran parte de sus historias, no existe y tiene más bien cercanía a sitios épicos o de leyenda de su pueblo, lugares de cierto respeto para su cultura. Es decir, Waituhi se convierte en un ideal, lo que debe ser, un reconocimiento a sus ancestros.

Un año después de titularse publica su primer título, Pounamu, Pounamu, una colección de cuentos, lo que le vale para que lo llamaran a cooperar con el Ministerio de Asuntos Exteriores, donde se encargó de redactar folletos en maorí y escribir un guión para un producto audiovisual.

En esa oficina de gobierno trabaja hasta 1989, pero le permite tomar cursos que le ayudarán en su proyección como escritor, además de que pasa cuatro años en Nueva York y Washington, Estados Unidos, dos de ellos como cónsul.

La primera etapa de su literatura la publica prácticamente en la década de los años 70 y desde Pounamu, Pounamu, libro que escribe para estudiantes de educación secundaria, muestra las tradiciones de la cultura maorí, contrastantes con la sociedad llegada de Europa, dada a la individualidad y al trabajo mecanizado. En esta dirección también caminan Tangi (Luto, 1973), Whanau (Familia, 1974) y The New Net Goes Fishing (1977), este último en el que ya anticipa algo de su siguiente fase.

Cabe mencionar que estas obras, como el total de su literatura, son producto de arduas sesiones de escritura y tras su publicación, Ihimaera se toma un receso preocupado porque se considere a su trabajo como representativo de su cultura natal, sin dejar de realizar la selección de textos que aparece en 1982 bajo el título de Into de World of Light (1982). A su regreso, entra de lleno a las novelas que tienen un trasfondo político y social a favor de su comunidad, creando a Waituhi, sitio donde ubica a trabajos como The Matriarch (1986) y su continuación The Dream Summer (1997), así como Bulibasha: King of Gypsies (1994).

Publicada en 1987, su novela The Whale Rider resulta un éxito sin precedentes y en 2002 es llevada al cine, ganando diversos premios y colocándose como un clásico del séptimo arte para niños y adolescentes. Esta obra trata sobre los prejuicios culturales que debe superar una niña para tomar el poder de mando de su pueblo, roto tras la muerte de su hermano gemelo durante el trabajo de parto de la madre de ambos. El linaje se ha quebrado y sólo representa malas noticias.

En esa línea, de abordar los prejuicios culturales, puede anclarse también Noches en los jardines de España (1995), que narra la historia de un hombre casado de mediana edad y con hijos que descubren su homosexualidad, un guiño a la propia vida del escritor que con una familia ya integrada descubre su verdadera elección sexual.

AUTOR MULTIPREMIADO Y CONTROVERSIA

La trayectoria de Witi Ihimaera, que ya presumía de varios reconocimientos, galardones y la aparición en conferencias y universidades del orbe, se ve empañada en 2009 cuando es acusado de plagio en su novela The Trowenna Sea, un trabajo que contenía datos históricos de los maoríes y que, según el señalamiento, contenía párrafos copiados íntegramente de documentos originales. La sombra de la sospecha se extiende al resto de su obra y el escritor y su editorial cierran el paso al comprar y retirar el resto de los tomos que no habían sido vendidos, movimiento que bien podría aparecer como una aceptación.

El primer reconocimiento a su labor literaria apareció desde su primer libro publicado, Pounamu, Pounamu, obteniendo en 1973 el Wattie Book of the Year, el cual repite al año siguiente, y en 1986 se han sumado decenas más. En 1989 se incorpora a las celebraciones organizadas por el centenario de la también escritora neozelandesa Katherine Mansfield, para lo que reescribe algunas de las narraciones de la homenajeada desde un punto de vista maorí.

Otros premios que ha obtenido son el Montana Book Award, hoy llamado Ockham New Zeland Biook Awards, la beca Katherine Mansfield Mention y, más recientemente, el premio de la Fundación de las Artes de Nueva Zelanda, el Premio Laureado de la Fundación de las Artes y el primer premio de las artes maoríes Te Tohutiketike a Te Waka Toi, durante los Creative New Zealand Te Waka Toi Awards, todos en 2009. En 2017 el gobierno francés lo distinguió con el nombramiento como Caballero de la Orden de las Artes y las Letras (Chevalier de l'ordre des Arts et des Lettres) por sus contribuciones a la literatura, y el Premio del Primer Ministro por Logro Literario en honor a su ficción.