Recibe Luis de Tavira Medalla Bellas Artes de Teatro

*Es su teatro el que nos recuerda que los dilemas éticos son posibles de ser debatidos desde una escena, aseguró la directora del INBAL, Lucina Jiménez

*Es su teatro el que nos recuerda que los dilemas éticos son posibles de ser debatidos desde una escena, aseguró la directora del INBAL, Lucina Jiménez

Por Cristóbal Torres

México, 6 de diciembre (Notimex).— Por su extensa labor dedicada al teatro y brindar propuestas que hoy en día son parte fundamental del patrimonio teatral nacional, le fue entregada la Medalla Bellas Artes en el rubro de Teatro a Luis de Tavira, en una concurrida Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes.       Ante la presencia de las actrices Patricia Yáñez y Marina de Tavira; el director de la Compañía Nacional de Teatro, Enrique Singer, y Lucina Jiménez, directora del Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura (INBAL), la ceremonia provocó un lleno total en una sala donde se dejaron ver tanto amigos como alumnos del galardonado.       “Si hay algo que Luis de Tavira logra inyectar es la pasión”, mencionó Patricia Yáñez, cuyas enseñanzas por parte de Tavira le han permitido ver al teatro “como arte de la defensa de la vida”. Le dio las gracias “por enseñarme que la competencia es con uno mismo” y que el mejor maestro es el personaje que se encarna; “mientras exista el teatro todavía tenemos esperanza”, dijo.       En su intervención, la directora del INBAL les expresó a los asistentes que “son ustedes quienes sostienen encendida la llama”; la Medalla Bellas Artes, dijo, se entrega a los creadores que han contribuido a poner a México en los principales escenarios del mundo, y estimó un privilegio la posibilidad de reconocer la valía de un pensamiento inteligente.       Resaltó los méritos de Luis de Tavira por haber “reflexionado sobre bases filosóficas” y hacer un “tránsito intelectual para entender el teatro. Hoy en día estamos ante una sociedad convulsa que nos pone un cuestionamiento enfrente de cómo es que hemos llegado hasta aquí; y sin embargo, es el teatro de Luis de Tavira el que nos recuerda que los dilemas éticos son posibles de ser debatidos desde una escena”.       Luis de Tavira recibió la medalla estoico, en medio de aplausos y vítores que lo reconocían como merecedor del galardón. “Recibo este reconocimiento con profunda alegría, pero sobre todo con enorme gratitud. Nadie hace teatro solo, y este reconocimiento atañe a esa maravillosa comunidad”, señaló, al mencionar a todos los que forman parte de una obra, desde los actores hasta los técnicos, pasando por escenógrafos y demás involucrados. “Mientras el celo del teatro nos consuma, habrá esperanza”, finalizó para desatar el aplauso de pie unánime.