Reviven a Sor Juana en su claustro

*La puesta en escena La peor de todas se estrenó hoy en México en la universidad que lleva su nombre

*La puesta en escena La peor de todas se estrenó hoy en México en la universidad que lleva su nombre

Por Cristóbal Torres

México, 4 de diciembre (Notimex).— Encarnar a Sor Juana Inés de la Cruz en el mismo recinto donde habitó y escribió parte de su obra, fue un sueño hecho realidad para la actriz venezolana Rebeca Alemán, protagonista de la puesta en escena La peor de todas, escrita por la dramaturga Iraida Tapias, y que tuvo su estreno en México en la Universidad del Claustro de Sor Juana.       Un monumental altar eclesiástico adornado con motivos dorados fungió de escenografía, iluminado por una luz cenital que acentuaba las sombras y permitía dividir el escenario en dos planos, colocándose Rebeca Alemán en el primero la mayor parte del tiempo.       Con cuatro actores en total —a Rebeca se suman Ilse Zacharias, Sándor Menéndez y Ramón Camín—, la acción transcurre por medio de diálogos siempre llevados entre dos personajes, tejiendo la trama alrededor de todos con Sor Juana como el tema de conversación común.       De todos, el arzobispo Aguilar y Seijas es el personaje más caricaturesco por el acento que Menéndez le da a su interpretación; lejos de desbalancear la obra, permite acentuar en él la figura de villano. Tanto éste como el Padre Antonio Núñez de Miranda (Camín) están ataviados con ropas desgastadas y rotas, muy lejos de la investidura clerical, llegando incluso a parecer ropavejeros en clara alusión al papel que juegan en el destino de Sor Juana.       A pesar de contar con una intensa actuación por parte de Alemán, quien es arrebatada por completo por su personaje, hay detalles en la dirección de arte que hacen tambalear la obra, como el uso de un marcatexto fluorescente por parte del Arzobispo Aguilar para subrayar la misiva de la protagonista.       La peor de todas tendrá una función más en la Universidad del Claustro de Sor Juana mañana jueves 5 de diciembre, gracias a la colaboración de dicha institución con la Chicago Theater Alliance y el Museo Nacional de Arte Mexicano.