Presentan “Corte de café”, de Efraín Bartolomé

*El poema es presentado en cajas elaboradas a partir de la planta del café, lo que requirió de un trabajo artesanalmente delicado

*El poema es presentado en cajas elaboradas a partir de la planta del café, lo que requirió de un trabajo artesanalmente delicado

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 4 de diciembre (Notimex).— Berenice Torres Almazán, artista visual que se desempeña entre la gráfica, la producción de libros de artista y la investigación sobre grabado y libros de artista en México, presentó esta noche una nueva edición del poema “Corte de café”, del autor chiapaneco Efraín Bartolomé (Ocosingo, 1950)       Explicó que para elaborar un libro de esta naturaleza se requiere de un equipo de digitalización, serigrafía, impresores de grabados, y diseñadores y constructores de cajas con materiales naturales, como el cafeto, del que no se pueden sacar tablones sino tiras muy delgaditas, por lo que el trabajo es artesanal, sumamente delicado y meticuloso.       “Corte de café” constituye junto con “Selva adentro”, “Tiempo de agua” y “Donde habla la ceniza” la primera parte del poemario El ojo del jaguar, de Efraín Bartolomé, dividido en ocho partes. A través de esos textos el poeta lleva a su público lector por los caminos de la selva chiapaneca para mostrar sentimientos que rodean al aromático grano.       “El proceso de producción y hechura de la edición del libro de artista 'Corte de café' —una idea del mismo autor— comenzó en Pátzcuaro, Michoacán, después de un largo tiempo de no vernos. Él me dijo: 'Oye, Berenice, hace mucho que no hacemos un libro juntos… Ahora que vives en una zona cafetalera, qué tal si hacemos uno?'”, comentó Torres.       Bartolomé propuso que fuera a partir del mencionado poema, y la artista visual aceptó. Entonces leyó el poema, y como una buena parte del proceso de cada una de sus obras la lleva a caminar, conoce bien los cafetales de la región que habitaba y todas las bondades que pueden ofrecerles los elementos naturales que de ella se pueden obtener. De inmediato se rodeó de un equipo de expertos, y juntos elaboraron 17 ejemplares cobijados en cajas de tiras de cafetal.       En el acto, celebrado en la Sala Adamo Boari del Palacio de Bellas Artes, se proyectó un video sin guión ni textos, únicamente musicalizado, y posteriormente Efraín Bartolomé leyó en voz alta su “Corte de café”.