Enrique Semo y el colonialismo

*El historiador nacido en Bulgaria pero radicado en México desde mediados del siglo XX, presentó su más reciente investigación en la Feria Internacional del Libro Guadalajara 2019

*El historiador nacido en Bulgaria pero radicado en México desde mediados del siglo XX, presentó su más reciente investigación en la Feria Internacional del Libro Guadalajara 2019

Por Mario Bravo Soria. Enviado

Guadalajara, 4 de diciembre (Notimex).— La Conquista. Catástrofe de los pueblos originarios, de Enrique Semo, es su más reciente investigación publicada bajo el sello editorial Siglo XXI. Acompañado del Dr. Jaime Labastida —moderador—, así como del Dr. David Carbajal, quien durante su comentario crítico a la obra presentada, resaltó que "Semo es un destacado estudioso del pasado económico y social de nuestra nación"; asimismo mencionó que en el primero de los dos volúmenes que conforman la obra presentada, "el autor explica la participación de los seres humanos involucrados en el proceso histórico de conquista, dominación y sometimiento: por una parte, las víctimas de la explotación —a saber, amerindios y africanos—, y por la otra, los victimarios, es decir los europeos y españoles".       En su síntesis temática con respecto al segundo volúmen, el Dr. Carbajal sostuvo que el historiador nacido en Bulgaria "estableció el escenario desde donde se desarrolló la trama de este violento proceso de explotación y marginación en territorio novohispano, dividido por el autor en tres grandes espacios: el Anáhuac, el septentrión y el área sur-sureste. Semo sienta las bases para explicar la conquista como un proceso catastrófico de larga duración y con vinculación universal. [...] De acuerdo con la propuesta del historiador, estamos ante un colonialismo como una fase germinal del capitalismo, que estableció las bases de una sociedad novohispana caracterizada por el dominio y la explotación de los españoles sobre los amerindios y africanos".       Según Carbajal, quien es Doctor en Ciencias Sociales por El Colegio de Michoacán, el también economista Enrique Semo en dicha obra formula una pregunta central y muy pertinente acerca del proceso de conquista: "¿Cómo explicar que un grupo reducido de españoles, por más frenéticos, capaces y aventureros que fueran, pudieron derrotar y someter primero, y dominar y diezmar después a una población amerindia significativamente más numerosa? De acuerdo con cifras que propone el autor, desde la llegada de los españoles a mesoamérica y hasta un siglo y medio después, cito: 'Unos ocho millones de mesoamericanos desaparecieron por una combinación de calamidades naturales —epidemias, endemias y pandemias—, por desastres sociales provocados por las guerras, la desarticulación de un sistema productivo y la represión de las culturas autóctonas'".       Por su parte, el Dr. Semo durante su intervención expresó "que en la Historia, lo más difícil es plantear las preguntas adecuadas, porque el material no tiene preguntas, ahí está: son hechos o bien, son pensamientos. Quien plantea las preguntas para generar un resultado diferente es el historiador. [...] Encontré entonces dos preguntas: la primera, ¿en qué se diferencia la conquista de México y el Perú, con las conquistas del imperio germano, las conquistas de Carlo Magno o las conquistas de Carlos I en Europa? ¿en qué es diferente la conquista imperial de la conquista colonial?        Su respuesta no se hizo esperar, ante un público atento y ávido de escuchar al reconocido investigador de la Facultad de Economía de la Universidad Nacional Autónoma de México: "En que la conquista imperial no puede explotar más de cierto nivel, porque el tributo que se extraerá del dominado no se puede convertir en capital, no se acumula; en la conquista colonial se puede convertir todo en capital: de ahí que la explotación no tiene límite".        En cuanto a la segunda pregunta que fue guía en la investigación y escritura de la obra presentada en la FIL Guadalajara 2019, Enrique Semo expresó su duda acerca de por qué cuando se aborda el tema de la conquista, sólo se nombra desde el Anáhuac y no a partir también de las demás culturas. Explicó que tras esa pregunta, se dijo a sí mismo: "aquí debo hacer la historia de la conquista en todo el espacio que nos fue arrebatado, y encontré que los aztecas y tlaxcaltecas eran sólo una pequeña parte de todas las 200 naciones o etnias que habían en aquel entonces".       El historiador de 89 años de edad finalizó su disertación afirmando que "la conquista de América propició un fenómeno completamente nuevo: el surgimiento de una economía-mundo. Europa se hizo capitalista a través de dicha economía, a partir del dominio del nuevo continente y del Pacífico". Al finalizar las intervenciones de los ponentes, el público asistente al acto se hallaba deseoso de dialogar con el autor de la obra; sin embargo, la logística del evento en cuanto a horarios de inicio con respecto a la siguiente actividad en dicho espacio, impidió que tal dinámica se desarrollara de manera adecuada.