Europa dividida ante el asilo y el refugio

Por Manuel Galeazzi

Por Manuel Galeazzi

El embajador de México en Francia, Juan Manuel Gómez, consideró que Europa está dividida ante la aceptación de las figuras del asilo y el refugio, en un contexto en que hay nuevas propuestas para reformar la legislación de la Unión Europea (UE) sobre los migrantes.

De acuerdo con el diplomático, aunque han surgido instituciones europeas para promover el asilo, no existe un consenso entre las naciones del continente en materia de refugio, pues los países del Este, como Hungría y República Checa, no han asumido compromisos por los migrantes sirios y libaneses que llegaron a sus territorios.

Esta reflexión surgió al abordar la llegada de la nueva presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, y sus propuestas de cambio para la legislación de la UE sobre los migrantes que, ha informado, tendrán un progreso normativo.

El diplomático mexicano contrarió afirmando que, en dicho continente, las posturas están sumamente fragmentadas respecto al asilo internacional, aunque espera que la nueva presidenta, en el cargo desde el domingo, supere la discusión sobre el Brexit y “pueda poner orden en la UE”.

Gómez también habló sobre el anuncio en noviembre del primer ministro francés, Édouard Phillippe, respecto al establecimiento de cuotas para inmigrantes económicos a partir del verano 2020, una medida aplaudida por la derecha y que cuestiona el principio de la asistencia sanitaria universal.

“Francia está reformando sus leyes e iniciando una serie de medidas restrictivas para luchar contra el llamado turismo médico, limitando el periodo a partir del cual una persona migrante puede beneficiarse a la seguridad social”, detalló.

Enfatizó que, aunque las naciones europeas firmaron la Convención de los Derechos Humanos, América Latina tiene una legislación sobre el asilo y en México ésta “se respalda en la Constitución”.

Previamente, en la conferencia “La tradición mexicana de protección internacional a través del Derecho de Asilo”, impartida por el embajador en la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Gómez enlistó diversas modificaciones legales que ha tenido el derecho de asilo mexicano e internacional.

Entre ellas, destacó la ampliación latinoamericana sobre la Convención de los Refugiados en 1951, “como resultado de los conflictos armados internos que proliferaron en esa época y el consiguiente incremento de nuevos flujos migratorios”.

Al citar datos del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), dijo que hasta 2018 se tenía registro de “más de 70 millones de personas en el mundo que fueron desplazadas de manera forzada de sus lugares de origen; 26 por ciento son refugiados de Siria, Afganistán, Sudán del Sur, Myanmar y Somalia”.

El político resaltó que solo el 16 por ciento de los refugiados solicita asilo en países desarrollados, “lo que desmitifica el concepto del éxodo masivo” a potencias internacionales, pues la mayoría lo hace en países en desarrollo.

“Turquía es el país que más refugiados acoge en el mundo, con 3.7 millones de personas, seguido de Pakistán, Uganda, Sudán y Alemania”, concluyó.