Editoriales imprimieron 134 millones de libros en 2018

*Se invirtieron 3.242 millones de pesos y se vendieron 133.5 millones de ejemplares

*Se invirtieron 3.242 millones de pesos y se vendieron 133.5 millones de ejemplares

México, 3 de diciembre (Notimex).— Editores del sector privado imprimieron 134 millones de libros durante 2018, mientras que la producción de la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (Conaliteg) distribuida para la enseñanza básica llegó a los 169 millones de ejemplares.       Para la producción privada en 2018 se invirtieron 3.242 millones de pesos, 12.1 por ciento más que en 2017, en tanto que la venta de estos ejemplares fue de 133.5 millones de libros, lo cual representa un decremento de 1.7 por ciento con respecto al año previo.       Así lo dieron a conocer en conferencia el presidente de la Cámara Nacional de la Industria Editorial Mexicana (Caniem), Juan Luis Arzoz Arbide, y el secretario del Consejo Directivo del organismo, Diego Echeverría Cepeda, en el marco de la Feria Internacional del Libro (FIL) de Guadalajara.      Se detalló que de la producción del sector privado el año pasado, la cual se redujo en 10 millones de ejemplares pese a que es la misma cifra que incrementó la Conaliteg en su producción, 48 millones se destinaron a los programas de Texto Gratuitos para Secundaria, Programa Nacional de Inglés y materiales de lectura del nuevo modelo educativo.      Respecto a la producción editorial por tipo de edición, en 2018 se produjeron 28 mil 176 títulos —un incremento de 14.8 por ciento respecto a 2017— y los títulos de novedad ascienden a 68 por ciento de la producción, 6.5 por ciento más que en 2017, mientras que el 22 por ciento restante corresponde a reimpresiones y reediciones, las cuales se bajaron 0.5 por ciento con relación al año previo.      En el aumento que se dio en todas las líneas de producción, destaca el 44 por ciento en las ediciones de Conaliteg, mientras que la facturación neta generada en 2018 fue de 10.584 millones de pesos, atribuido a las ediciones nacionales que crecieron 5.6 por ciento, en contraste con las ediciones importadas que se redujeron 3.2 por ciento.

Libros para educación básica, los más vendidos

Los textos para educación básica fueron los que obtuvieron las mayores ventas, con 40.2 por ciento del total comercializado, seguidos de los libros infantiles y juveniles con 20.2 por ciento, y los de enseñanza de la lengua inglesa, con 12.4 por ciento. La venta de ediciones digitales aumentó 32.7 por ciento en 2018 con relación al año previo.      De acuerdo con un comunicado de la Caniem, históricamente el gobierno ha sido el principal comprador de ejemplares del sector privado, pues el año pasado sus compras sumaron 36 por ciento del total; el segundo canal fue el de las librerías, con 24 por ciento de los ejemplares.      Por otra parte, la auditoría de venta proporcionada por BookScan del 1 de enero al 31 de octubre de 2019, más una estimación de los meses de noviembre y diciembre, suponen el 60 por ciento de las ventas totales de los puntos de venta, ya que se encarga de auditar semanalmente las ventas por ISBN en las principales librerías del país.      Para este año, Nielsen estima que en las librerías se venderán 24.6 millones de ejemplares, equivalente a una venta en caja de 5.241 millones de pesos, con un precio promedio general de venta al público de 212 pesos, donde los 500 títulos más vendidos representan 23.5 por ciento de los ejemplares y 21.5 por ciento de la facturación.      La misma empresa de medición, basada en los metadatos de la plataforma Libros México, señaló que en la auditoría se agrupan básicamente en cinco categorías: Ficción para adulto, No ficción para adulto, dividida a su vez en académicos y para público en general; las ediciones infantiles y juveniles; y los títulos inclasificables, en los cuales se agrupan las ediciones que no tienen metadatos completos.      De acuerdo con información del Módulo de Lectura 2019 del INEGI, el porcentaje de personas que leyó al menos un libro fue de 42 por ciento, y el de personas que leyeron al menos un libro y compraron el material leído es de 17 por ciento.