Piden acciones a favor de artistas con discapacidad

*Entre ellas, que puedan vender sus obras aunque tomen como base pinturas conocidas, y puedan ser registradas como creaciones originales

*Entre ellas, que puedan vender sus obras aunque tomen como base pinturas conocidas, y puedan ser registradas como creaciones originales

Por Evangelina del Toro

México, 3 de diciembre (Notimex).— Aunque la mayoría de los museos cuentan con obras inclusivas, es necesario que éstas sean registradas para que puedan ser comercializadas; además, se requiere la creación de sociedades de gestión colectiva para que artistas con alguna discapacidad puedan vender sus obras, aun basándose en una pintura reconocida.      La integrante de Derecho Corporativo y Propiedad Intelectual, Jimena Gil, afirmó que lo anterior se requiere pese a que, aun cuando en el artículo 148 de la Ley Federal de Derechos de Autor se especifica el contenido del Tratado de Marrakech, ésta no es clara debido a que precisa que las obras se pueden utilizar sólo para divulgarlas y no para obtener una remuneración económica y no se puede alterar.      "Lo que queremos hoy en día es motivar e incentivar a los autores y artistas, con discapacidad o no, a que le saquen un provecho a su obra original o derivada. La Suprema Corte, por medio de varias tesis y jurisprudencia, dictaminó que aunque la ley no lo diga, es lógico que se pueden transformar esas obras, pero la principal problemática es que hay personas que no tienen el acceso a tesis", señaló.      Durante el Tercer Coloquio Discapacidad y Acceso a la Cultura, con el tema “Legalidad en la reproducción de obra para la atención a personas con discapacidad”, organizado por la Red de Museos para la Atención a Personas con Discapacidad, reiteró la necesidad de crear sociedades de gestión colectiva; es decir, una persona moral en donde una sociedad no tenga lucro, sino que entregue regalías a favor de los autores, promueva acciones de carácter asistencial y organice eventos, entre otros.      "De esta forma los artistas protegerían sus obras y generarían un ingreso para fomentar la cultura; que los artistas con discapacidad vendan sus obras, aunque tomen como base pinturas conocidas, y que puedan ser registradas como obras originales, y de lo que se genere, comprar material o lo que necesiten; por eso sugerimos la creación de esta sociedad", explicó.      De igual manera propuso que las fundaciones cumplan con toda la legalidad y reciban donativos para apoyar a más personas con discapacidad, proteger el material realizado y llevar a cabo talleres dirigidos a ese sector artístico, entre otras acciones.