Falta priorizar fondos para proteger la salud frente a cambio climático

Madrid, 3 Dic (Notimex). – La mayoría de los países no está cumpliendo con sus propios planes para salvaguardar la salud humana de los efectos y consecuencias derivados del cambio climático, det...

Madrid, 3 Dic (Notimex). – La mayoría de los países no está cumpliendo con sus propios planes para salvaguardar la salud humana de los efectos y consecuencias derivados del cambio climático, detalló la Organización Mundial de la Salud (OMS) tras evaluar en 2018 las políticas de 101 países.

Resultados del estudio 2018 WHO Health and Climate Change Survey Report, muestran que el 38 por ciento de los países cuenta con recursos financieros para ejecutar parcialmente sus estrategias en materia de salud y cambio climático y menos del 10 por ciento destina recursos suficientes para su ejecución plena, detalló la OMS durante la presentación de los resultados en el marco de la 25 Conferencia de las Partes (COP25).

En cuanto a la evaluación de riesgos para la salud, tan sólo el 48 por ciento de los países ha realizado estudios; entre los peligros más comunes relacionados con el clima se encuentran el estrés térmico, lesiones o muerte causados por fenómenos meteorológicos extremos, y las enfermedades de transmisión vectorial, alimentaria o hídrica cómo son el cólera, dengue y paludismo.

Sin embargo, de este número de países, el 60 por ciento admitió que los resultados han tenido poca o nula influencia en la asignación de recursos humanos y financieros para cumplir con las prioridades sanitarias.

“El cambio climático no es solo una factura que deberán pagar las generaciones venideras, sino que se está pagando ya ahora a través de la salud de las personas”, afirmó el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS.

La falta de información para proteger la salud, las dificultades para acceder a la financiación internacional destinada a la lucha contra el cambio climático y la falta de capacidad para preparar propuestas, constituyen tres de los problemas a los que más del 75 por ciento de los países se enfrenta.

Hasta la fecha, los esfuerzos realizados han demostrado que el valor de los beneficios para la salud ante la reducción de emisiones de carbono, duplicaría el costo de la aplicación de estas medidas a nivel mundial, además, de que el cumplimiento de los objetivos del Acuerdo de París en lo relativo a la reducción de la contaminación atmosférica podría salvar cerca de un millón de vidas al año en todo el mundo de aquí a 2050.

La OMS concluyó de este estudio que los beneficios para la salud derivados de la reducción de las emisiones de carbono rara vez se tienen en cuenta en los compromisos relacionados con el clima, además de que existen desajustes que es preciso abordar urgentemente.

Primero debería de lograrse que los países pongan en práctica los planes que elaboran, mediante la adopción de medidas dirigidas a eliminar los obstáculos que se lo impiden y segundo velar por que los países cuenten con la capacidad y el apoyo requeridos para acceder a la financiación que necesitan.