Entregan a organización voluntaria, Niños Bobashi, Premio Nacional

Por Yoseline Arredondo

Por Yoseline Arredondo

México, 2 Dic (Notimex). - La organización Niños de Bobashi, la creadora de la Fundación Rebeca Lan, Rashel Cohen, y el ingeniero civil Jesús Negrete, fueron galardonados con el Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2019 por sus actividades de asistencia social.

Dicho premio, el cual se divide en tres categorías, grupal, individual y juvenil, es el reconocimiento anual que otorga el gobierno mexicano al trabajo voluntario no remunerado de las organizaciones de la sociedad civil con el objetivo de apoyar su trabajo.

En la categoría grupal fue premiada la organización Niños de Bobashi, quienes recibieron una presea de plata y 200 mil pesos, por un modelo de sesiones gratuitas sobre crianza, violencia y sexualidad que ha beneficiado a más de mil 200 niños y adolescentes de comunidades indígenas de la región Mazahua otomí de la zona norte del Estado de México.

En la categoría individual fue galardonada Rashel Stephanie Cohen, de Tijuana, Baja California, quien recibió un reconocimiento, una presea de plata y 100 mil pesos por la labor de mejorar la situación de las mujeres privadas de su libertad a través del apoyo a sus hijos para alejarlos a la delincuencia.

En tanto que para la categoría Juvenil, el premio fue para Domingo Negrete, de Pachuca, Hidalgo, quien ha contribuido a impulsar el desarrollo de las familias hidalguenses a través de sus conocimientos en ingeniería civil para la captación y construcción de tecnologías en almacenamiento de agua.

En el marco del Día Internacional del Voluntariado y en la entrega de los premios, el secretario del Consejo de Salubridad General, José Ignacio Santos Preciado, señaló que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) uno de cada siete habitantes del mundo dedican tiempo y actitudes para ser de él un lugar mejor.

Los premios fueron entregados a los mexicanos que “buscan cambiar las distintas realidades que vivimos, como es el cambio de mentalidad a través de la educación, atacar un problema de rezago social como el de las mujeres en situación penitenciaria, así como garantizar el acceso al agua a través de una estructura asequible para las comunidades Hidalguenses”.

“Todos los galardonados tienen algo en común, son personas que no viven para sí mismos, son personas que son generosas con quienes más lo necesitan”, refirió.