El pabellón de la India inaugura actividades en la FIL 33

México, 2 de diciembre (Notimex).— La India, país invitado a la 33 Feria del Libro Internacional de Guadalajara —que dio inicio el pasado sábado 30 de noviembre—, inauguró su participación ...

México, 2 de diciembre (Notimex).— La India, país invitado a la 33 Feria del Libro Internacional de Guadalajara —que dio inicio el pasado sábado 30 de noviembre—, inauguró su participación con diversos eventos mostrando la profundidad de la milenaria cultura de su país.      Las jornadas de actividades del primer día comenzaron con «El sentido del lugar», conversatorio que contó con la participación de Elsa María Cross, Advaita Kala, Yogendra Nath Sharma y Tanishra Kachru, quienes abordaron un tema actual de discusión literaria universal; el lugar, la localidad y el ambiente en el contexto creativo de la narrativa, todo esto desde un enfoque espiritual y de alta vibración energética.      Acto seguido se pudieron escuchar algunos poemas en voz de los autores Madhav Kaushik, Makarand Paranjape y Mamang Dai, esta última representó la voz de las mujeres, su rol social y espiritual, mientras que Makarand Paranjape dio una de las muestras más amorosas sobre la armonía de pareja apoyando su lectura con algunas pinturas de artistas como Klimt. Por su parte, Madhav Kaushik recitó poemas en su lengua natal con los que se sirvió para abordar una visión nostálgica del hombre y su degradación como ser espiritual, compartió un comunicado.      Pasado el mediodía se presentó «Compasión y elegancia: una plática sobre el arte de la antigua India», a cargo de Benoy K Behl, quien compartió con los asistentes una expresión de amor, elegancia y compasión hacia las pinturas más primitivas de la cultura india en la cual, cada una celebra la magia del espíritu, además de retomar eventos históricos que han marcado significativamente su cultura.      «Más allá del país invitado: institucionalizando los lazos editoriales de India-México», foro encabezado por Amish Tripathi, K. S. Rao, David Unger, Shrimati Das y el mexicano Santiago Ruy Sánchez, fue uno de los eventos más esperados por los asistentes en dónde la conversación, moderada por Kuman Vikram, se tejió con sus posturas respecto a la industria literaria y su estado actual en el mundo.      Para Amish Tripathi, en el mundo de la literatura el idioma español tiene una fuerte importancia debido a la cantidad de personas de habla hispana. Por otro lado, Unger y Ruy Sánchez coincidieron en el valor del apoyo financiero y educativo por parte del gobierno para mantener viva la literatura; en tanto, Shrimati Das enfatizó que “la traducción es la necesidad del autor, dentro y fuera de su país”.

Diálogos entre India y México

Más tarde se presentó «Ciencia y género: un diálogo entre India y México», a cargo de Sukanya Datta y Kinkini Dasgupta Mishra, quienes dedicaron el espacio para situar la problemática de la desigualdad de género que aún existe en temas científicos, sumado a los retos que las mujeres deben enfrentar para obtener un grado educativo en el ámbito de la ciencia y la tecnología. Además de reiterar la desigualdad en roles de género que permea en ambas sociedades, las académicas invitaron a las mujeres a confrontar a la sociedad, ser seguras de sí mismas y darse cuenta de que pueden asumir cualquier puesto directivo del entorno laboral al que se enfrenten.      «The writter as a travel» (El escritor como viajero), fue la ocasión para que Benoy K Behl regresara al escenario del pabellón y compartiera la esencia del acto de viajar, el cual no sólo representa la pasión de su vida, sino que también es un campo de aprendizaje y conocimiento al que, confesó, debes entregarte a corazón abierto. El también autor y documentalista presentó Yoga for Word Peace, documental de su autoría donde comparte, entre otras cosas, su visión sobre la filosofía india.      En la lectura de autores indios se presentó el texto Vivan los muertos en voz de Manjula Rana, acompañada de sus compañeros Leeladhar Jago, Balvantrai Shantil al Jani y, de nueva cuenta, Madhav Kaushik. La obra —canto de gratitud de un hijo que descubre el amor secreto de su madre y que gracias a él se ha mantenido con vida—, representa un tema tabú para la sociedad india, no obstante, ha encontrado otras formas de expresión, como la literatura. Por su parte, Leeladhar Jago compartió su poema “Ideología”, el cual aborda la soledad del hombre y el tiempo.      En «Al filo del lenguaje», mesa de debate que situó a Makarand Paranjape, Leeladhar Jagudi, Dibyajoti Mukhopadhyay y Sukanya Datta ante interrogantes alrededor de la función del traductor y su labor, los participantes identificaron el perfil ideal de un traductor y compartieron que es indispensable sepa muchos aspectos del idioma a traducir, sea un buen lector e investigador y estudie a detalle la cultura de donde proviene el texto. Por su parte, Jagudi declaró que: “No importa cuál sea el idioma, sino cuál es el pensamiento; el pensamiento es más importante que el idioma y una pelea entre diferentes lenguas puede resolverse a través de la traducción”. De tal forma, los participantes compartieron que una traducción bien realizada puede llegar a convertirse en un canal poderoso para el intercambio cultural.      La noche cerró con la presentación de dos libros editados por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM): El canto del niño de las ocho jorobas, libro de autores diversos que contó con la participación de Wendy Phillips y Yogendra Sharma compartiendo su lectura y opinión. La coordinación del segundo libro, Inventar la India. Representaciones disciplinarias a partir de la historia, las humanidades y las artes, corrió a cargo de Laura Carballo, Óscar Figueroa y Wendy Phillips.      De esta forma concluyó el primer día de actividades en el pabellón de la India de la FIL 33, la cual cuenta con una programación diaria de actividades inspirado por el intercambio cultural de México y el país invitado hasta el 8 de diciembre en el Centro de Exposiciones Expo Guadalajara, México.