Homenaje a Miguel León-Portilla

*El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, y la Academia Mexicana de la Historia recordaron al “hombre sabio” que murió el pasado 1 de octubre

*El Instituto Nacional de Bellas Artes y Literatura, y la Academia Mexicana de la Historia recordaron al “hombre sabio” que murió el pasado 1 de octubre

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 28 de noviembre (Notimex).— Reconocido miembro extranjero de la National Academy of Sciences de Estados Unidos, entrañable elemento del Colegio Nacional, integrante emérito de la Academia Mexicana de la Historia y socio distinguido de la Academia Mexicana de la Lengua, el doctor Miguel León-Portilla fue objeto de un nuevo homenaje póstumo.       Ana Carolina Ibarra, Rodrigo Martínez Baracs, Gisela Von Wobeser, David Piñera y Javier Garciadiego, éste último moderador, coincidieron en ponderar la herencia que él dejó para la posteridad a través de sus libros, desde La visión de los vencidos (1959) hasta Mapa de México-Tenochtitlan y sus contornos hacia 1550 (1986), del cual es coautor junto con la doctora Carmen Aguilera.       Miguel León-Portilla es el académico más galardonado de México, y a pesar de eso, su reconocimiento más grande es el hecho de que su obra ha dejado profunda huella en sus lectores. En los últimos años de su vida continuó con su labor de compartir con el mundo sus estudios sobre la cultura y el pensamiento del pasado de México, lo que fue otro punto de encuentro en las ponencias.       "Un ser ultradotado, inteligentísimo, con mucha memoria y mucha inteligencia a la vez que bondadoso. Él decidió que todo lo que había recibido de la vida, debía devolverlo a la gente, sobre todo al pueblo de México, por eso escribió tanto y tan bien sobre México, de manera tal que todo mundo lo puede entender", señaló a Notimex Martínez Baracs.       Investigador emérito de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y Doctor en Historia por la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la misma institución, Miguel León-Portilla tuvo como principal campo de estudio la historia profunda y bien documentada de los pueblos indígenas, se subrayó esta noche en la Sala Adamo Boari.       Ese espacio del Palacio de Bellas Artes acogió a alumnos y compañeros de trabajo del homenajeado, quien es calificado por la voz popular como "Hombre sabio", pues cosechó más de 20 doctorados honoris causa, siendo de los más recientes el de la Universidad de Sevilla (2017) y el de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (2016). Nació el 22 de febrero de 1926.