El difícil panorama teatral en México

[Compañías teatrales de Monterrey y Veracruz hablan sobre los retos que implica montar una obra en su entidad, previo a la presentación de sus montajes en la 40 Muestra Nacional de Teatro]

[Compañías teatrales de Monterrey y Veracruz hablan sobre los retos que implica montar una obra en su entidad, previo a la presentación de sus montajes en la 40 Muestra Nacional de Teatro]

Por Cristóbal Torres. Enviado

Colima, 28 de noviembre (Notimex).— Es difícil que el Estado garantice el acceso libre a la cultura y, al mismo tiempo, tener que cobrar, expresó Diana Anaid, actriz de la Compañía veracruzana La Butaca Roja Colectivo Teatral, que presentará la puesta en escena Golondrinas, en el séptimo día de actividades de la 40 Muestra Nacional de Teatro en Colima.      En conferencia de prensa, acompañada también por representantes de las obras Las jirafas viven en África (Monterrey) y Oliva Olivo: adictiva a los patanes (Veracruz), la actriz hizo hincapié en lo complejo que es competir con obras de acceso gratuito en su entidad; sin embargo, reconoció que “hay una voluntad de hacer teatro con lo que podemos”.      Por su parte, Jandro Chapa, autor y director regiomontano de Las jirafas viven en África, señaló que “en Monterrey es difícil hacer teatro; hay una ideología industrial muy arraigada donde se idolatra el trabajo” y pareciera que “no hay necesidad de ir al teatro”. Lamentó que en dicha entidad “si la televisión no te dice que vayas al teatro, la gente no va”.      Chapa mencionó también que se está dando un fenómeno muy particular en Monterrey, “hay 13 escuelas de teatro; pero muchos no ejercen, la mayoría debe realizar otra actividad” para poder financiarse, por lo que “es difícil realizar temporadas largas”.      Ante un panorama lleno de retos, Paulina Guisa, actriz de Oliva Olivo: adicta a los patanes, comentó que “si de por sí es complicado” realizar montajes, “no es justo hablar mal de las obras; es mejor crear redes” que permitan retroalimentar la escena teatral y en ese aspecto la Muestra Nacional de Teatro resulta un marco inmejorable.      Lamentó que haya instituciones “que no estén comprometidas con el arte y la cultura”, pues significa “tener que convencerlos, lo cual es agotador, pues el simple hecho de producir una obra siendo una compañía independiente ya tiene su propio rigor”.