El Principito, una experiencia sensorial

*Una obra literaría y artística que también se puede sentir, oler y escuchar

Por Iván Santiago Marcelo

México, 22 de noviembre (Notimex).— “Ven y confía”, fue la frase expresada por Augusto Pereira Soledade —productor de la puesta en escena El principito sensorial—, a los asistentes que se aventuraron a realizar un recorrido de inmersión sensorial por los diferentes pasajes de la obra más famosa del escritor francés Antoine de Saint-Exupéry (1900-1944).       A diferencia de las obras de teatro en donde el público entra y toma su lugar en las butacas para presenciar a cierta distancia física el espectáculo, El principito sensorial —presentado por la compañía brasileña Sensus la noche de este jueves en el teatro Sergio Magaña, como parte del Tercer Festival Internacional de Teatro Sensorial por la Inclusión—, la gente permaneció con los ojos vendados desde el principio hasta el final, con el objetivo de escuchar y sentir la obra.      Un integrante de la compañía dirigió a los asistentes hasta el escenario, ahí un grupo de actores los esperaban para llevarlos de viaje. Todo comenzó cuando el avión impactó en medio del desierto —los movimientos del choqué son nítidos, así como el aire que corre en el espacio despoblado—, y una mañana, el autor de la obra es despertado por una vocecita; "¡Por favor... píntame un cordero!"; era el principito, quien había dejado su pequeño planeta y con él, una rosa vanidosa y orgullosa.      Los actores van narrando la historia, cuyo único anhelo del principito era que el piloto del avión le dibujara una oveja en la arena. Con diferentes voces —y fieles a los personajes que va solicitando la obra—, actores y actrices van narrando la historia transportando al público a diferentes sensaciones y experiencias.      El principito sensorial —dirigida por Thereza Pires—, ofrece a las personas una oportunidad para conectar con los sentidos que generalmente pasan desapercibidos; como la audición, el olfato y el tacto. En la obra, el olor que deprenden las flores es claro, una lágrima que cae es tangible, y las sensaciones del tacto sobre los diferentes planetas que visita el principito son experimentados.      El objetivo de la puesta en escena —en conjunto con las obras que se presentan en el marco del festival—, es promover y difundir el trabajo de artistas nacionales y extranjeros, los cuales exploran expresiones artísticas priorizando la participación activa del espectador en el desarrollo de la obra.