Corea del Sur pospone el cese del pacto militar con Japón

Corea del Sur decidió suspender de manera condicionada la terminación del Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés) con Japón, anunció es...

Corea del Sur decidió suspender de manera condicionada la terminación del Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA, según sus siglas en inglés) con Japón, anunció este viernes la oficina presidencial surcoreana, Cheong Wa Dae.

"Nuestro Gobierno ha tomado esta decisión partiendo de que el acuerdo de información militar secreta entre la República de Corea y Japón puede rescindirse en cualquier momento", dijo el jefe adjunto de Seguridad Nacional de la Casa Azul, Kim You-geun, a unas horas del vencimiento del acuerdo, reportó la agencia Yonhap.

El GSOMIA expiraba este sábado después de que Seúl anunciara en agosto su decisión de rescindirlo en respuesta al endurecimiento de los controles de Tokio sobre las exportaciones de tecnología a Corea del Sur, citando razones de seguridad, en medio de tensiones de larga data por problemas de guerra.

Corea del Sur también decidió suspender "temporalmente" un proceso de demanda ante la Organización Mundial del Comercio (OMC) a raíz de las restricciones impuestas por Japón sobre la exportación de tres componentes clave, dijo el funcionario.

"Frente al avance normal del diálogo entre Corea del Sur y Japón sobre la política de exportación, decidimos suspender la disputa en la OMC respecto a las restricciones a la exportación de tres productos impuestos por Japón", señaló la Administración presidencial surcoreana.

El funcionario señaló que el único caso para abandonar la queja por completo sería la retirada de Japón de las restricciones a la exportación.

A principios de julio pasado, Japón limitó el suministro a Corea del Sur de tres componentes químicos necesarios para la fabricación de semiconductores y equipos electrónicos, y en agosto anunció que eliminará a Corea del Sur de la lista de naciones que gozan de preferencias en materia del control de exportaciones.

Tokio alegó que Seúl no asegura el control pertinente sobre las tecnologías de doble uso.

Por su parte, Corea del Sur atribuyó las restricciones a la disputa sobre el pago de indemnizaciones a las víctimas del trabajo forzoso durante el período de la ocupación japonesa de la península de Corea, de 1910 a 1945, y, en represalia decidió eliminar a Japón de su "lista blanca".