En retroceso, derechos en NL afirma activista LGBTIQ+

A decir de la activista por la comunidad LGBTIQ+ Jennifer Aguayo, los derechos en Nuevo León "van en retroceso", pues no se cumple a cabalidad con las recomendaciones legales.

A decir de la activista por la comunidad LGBTIQ+ Jennifer Aguayo, los derechos en Nuevo León "van en retroceso", pues no se cumple a cabalidad con las recomendaciones legales.

Luego de que la integrante del Movimiento por la Igualdad acompañara a la familia de un menor que presuntanente fue víctima de discriminación en la Secundaria 12 el pasado 6 de noviembre, Aguayo señaló que están a la espera de que determinen si la directora del plantel será removida del cargo.

En publicaciones de redes sociales, la organización ha señalado que desean que María del Carmen, quien presuntamente realizó comentarios despectivos contra el menor y su tío homosexual, sirva como ejemplo a directivos y docentes para combatir la homofobia, que considera, va en crecimiento en la entidad.

"Tenemos que dejar un precedente de lo que sufren los adolescentes, porque sabemos que está lleno de maestros y directivos homofóbicos. Estamos tratando con este caso hacer una incidencia, por eso estamos tan vigilantes del caso y le dimos seguimiento con derechos humanos y con la Secretaría", menciona.

Aunque el estudiante fue reintegrado a las aulas después de que se conociera públicamente el caso, Jennifer asegura que la actitud de la presunta responsable también se extendió hacia las familias uniparentales.

Será hasta el 27 de noviembre cuando la SEP de Nuevo León determine o no la culpabilidad de la directora, y la primera ocasión en que el Movimiento hable personalmente con María de los Ángeles Errizúris, titular de la dependencia.

Lamentó el "retraso" en los formatos de preinscripción para educación básica, que no contempló la variedad de familias. "Les dimos las observaciones, que se basan en los formatos del Registro Nacional de Población para que pudieran eliminar las palabras estereotipadas y heteronormadas", indicó.

La propuesta es para que cupieramos todos los tipos de familia. El proceso (de preinscripción) aquí ya se cerró. "Estamos en retroceso definitivamente, en la actualidad desde el legislativo y desde las instituciones", reiteró.

Reconoció que tienen que ir tocando puertas, tanto en el sector educativo, como en el de salud. En cuanto a los códigos civiles, "estamos en alerta en el estado por estas iniciativas que quieren implementar de objeción de conciencia".

Se mostró consciente del camino por recorrer, al afirmar que se tiene que trabajar para que la sociedad misma comprenda la realidad en la que vivimos. "Las familias diversas existimos, los diferentes tipos de familia existen y no hay más que respetarnos todos", afirma.

Por ello, la también madre de tres hijas, instó a la comunidad a presionar a las instituciones y procurar la educación antidiscriminatoria, pues consideró que de ello depende la integridad de los menores hijos de familias diversas.