Retiran más de cinco toneladas de basura de cenotes yucatecos

La Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) de esta entidad ha logrado recolectar, en el último año, unas cinco toneladas y media de desperdicios en 10 cenotes de diversas comunidades del interi...

La Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS) de esta entidad ha logrado recolectar, en el último año, unas cinco toneladas y media de desperdicios en 10 cenotes de diversas comunidades del interior del estado.

Esas acciones forman parte del programa “Saneamiento Integral de Cenotes” que se lleva a cabo desde la (SDS), en coordinación con organizaciones de la sociedad civil, autoridades estatales y municipales, iniciativa privada y habitantes de las comunidades donde se encuentran estos cuerpos de agua.

La titular de la SDS, Sayda Rodríguez Gómez, aseguró en entrevista, que se trabaja de manera coordinada para desarrollar nuevas estrategias en el manejo integral de residuos de manera puntual, en espacios de importancia turístico ambiental.

“Los cenotes son cuerpos de agua muy importantes, que se han considerado, inclusive, como sitios sagrados. Son ecosistemas con un valor ecológico singular y únicos de la península de Yucatán”, expuso.

Comentó que el gobierno estatal está comprometido con el rescate de estos cuerpos de agua ya que “los cenotes son importantes para el ecosistema, siendo sitios donde los mamíferos, aves y reptiles acuden a hidratarse”.

Los trabajos consisten en el retiro de residuos en la profundidad de los cenotes, la limpieza de los alrededores del sitio y las principales calles de la comunidad, en donde se recoge la basura escondida entre la flora del lugar.

De igual forma, se realizan acciones de arborización con plantas nativas, y promoción de las actividades con la participación de la población local. Hasta el momento se ha realizado la limpieza en los Cenotes X-Pakay, Uitzán, X-Becal, Popolá, Chihuojol, Kaua, Libre Unión, Yaxcabá, Tabi y ChénHa, entre otros.

Con estas acciones se pretende sea retirada la mayor cantidad de residuos que han estado mal dispuestos durante varios años, facilitando la recuperación de estos espacios de interés turístico, recreativo y ambiental.