Piden a manifestantes salir pacíficamente de universidad de Hong Kong

Carrie Lam, jefa Ejecutiva de Hong Kong, llamó este martes a los manifestantes que permanecen atrincherados dentro de una universidad, a salir pacíficamente y terminar con esta situación que se tor...

Carrie Lam, jefa Ejecutiva de Hong Kong, llamó este martes a los manifestantes que permanecen atrincherados dentro de una universidad, a salir pacíficamente y terminar con esta situación que se torna cada vez más peligrosa al ser encontradas tres mil 900 bombas de gasolina.

Lam dijo que todavía permanecen unos 100 manifestantes dentro de la Universidad Politécnica de Hong Kong, mientras que el pasado fin de semana 600 estudiantes abandonaron las instalaciones y que otras 400 fueron arrestadas.

Ante la tensa situación, la jefa del Ejecutivo llamó a los manifestantes a terminar con la violencia, entregar las armas, salir de manera pacífica y seguir las instrucciones de la policía.

A su vez, un portavoz de la policía dijo que el personal de la Universidad China de Hong Kong (CUHK) y la Universidad Politécnica de Hong Kong (PolyU) habían denunciado el robo de productos químicos peligrosos de sus laboratorios, destacó Channel News Asia.

También fueron arrestadas mil 100 personas en un día cuando los agentes de policía encontraron más de tres mil 900 bombas de gasolina en la Universidad China de Hong Kong.

Las protestas en Hong Kong se han recrudecido tras la violenta jornada de huelga del 11 de noviembre, que dejó dos heridos graves: un joven de 21 años que recibió un disparo de un policía y un hombre al que prendieron fuego tras haberse enfrentado verbalmente con manifestantes.

Las manifestaciones comenzaron el 9 de junio a raíz de un polémico proyecto de ley de extradición, ya retirado por el gobierno, pero el movimiento se transformó en una denuncia por el recorte de libertades y la falta de reformas democráticas, en el mayor desafío de la excolonia británica desde la Revolución de los Paraguas de 2014.

La jefa del Ejecutivo, Carrie Lam, insistió en que su gobierno no sucumbirá a la violencia, pero advirtió que está al borde de un punto sin retorno, mientras China exige a Estados Unidos y Reino Unido a abstenerse de interferir en los asuntos internos de Hong Kong.

La creciente violencia amenaza también con obstaculizar las elecciones distritales previstas para este domingo. Lam dijo que desea que las elecciones se lleven a cabo, pero ha dejado abierta la posibilidad de posponerlas si la gente no puede asistir a las urnas con seguridad, destacó la cadena NHK.