Japón y Corea del Sur se estancan en intercambio de información militar

Japón y Corea del Sur siguen sin poder llegar a un acuerdo para extender su actual acuerdo de intercambio de inteligencia militar, que luego de tres años de duración expirará el 23 de noviembre.

Japón y Corea del Sur siguen sin poder llegar a un acuerdo para extender su actual acuerdo de intercambio de inteligencia militar, que luego de tres años de duración expirará el 23 de noviembre.

Los jefes de Defensa de Corea del Sur y Japón, Jeong Kyeong-doo y Taro Kono, respectivamente, celebraron este domingo una tensa reunión individual en Bangkok, Tailandia, pero sin lograr ningún avance.

La reunión bilateral se celebró al margen de la sexta Reunión de Ministros de Defensa de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático Ampliada (ADMM-Plus), indicó la agencia de noticias Yonhap.

Esta suposo la primera reunión entre los ministros de Defensa de los dos vecinos desde que Corea del Sur anunció su decisión de poner fin al Acuerdo General sobre la Seguridad de la Información Militar (GSOMIA) en agosto.

Jeong dijo después de la reunión con su homólogo japonés que las dos partes se aferraron a sus posiciones existentes sobre el tema del GSOMIA, que expirará el próximo sábado.

La decisión de terminar con el acuerdo fue seguida por las restricciones de exportación de Japón sobre Corea del Sur, citando la preocupación de seguridad, que se consideran una represalia política por las decisiones del Tribunal Supremo surcoreano del año pasado contra empresas japonesas por el trabajo forzado en tiempos de guerra.

Japón quiere mantener el pacto, y Estados Unidos también ha pedido su renovación. Pero Corea del Sur ha mantenido la postura de que cualquier reconsideración solo sería posible si Japón primero cambia su curso.

La reunión de este domingo puede ser una de las últimas oportunidad para que Corea del Sur y Japón busquen un avance con respecto al acuerdo sobre seguridad que incluye a Estados Unidos y es considerado como una plataforma para la cooperación trilateral, ante las pruebas de misiles de Corea del Norte.

Este domingo tras la reunión bilateral, Jeong y Kono tienen programado reunirse con el Secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, para diálogos trilaterales.

Esper pidió el viernes pasado a sus dos aliados asiáticos "sentarse y trabajar a través de las diferencias", ya que la terminación de la herramienta de seguridad clave solo beneficiaría a Corea del Norte y China.

Este domingo, el ministro de Defensa surcoreano también tiene previsto mantener conversaciones bilaterales con sus homólogos de China, Nueva Zelanda, Indonesia y Tailandia para explorar formas de profundizar sus lazos de defensa.

El evento multilateral de dos días, que tendrá lugar hasta el lunes, reúne a funcionarios de Defensa de alto rango de los países de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y ocho Estados miembros: Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, China, Rusia, Australia, Nueva Zelanda y la India.

Jeong pronunciará este lunes durante una sesión plenaria un discurso sobre el proceso de paz del Gobierno involucrando a Corea del Norte, y solicitará apoyo internacional para la desnuclearización de la península coreana y el impulso para convertir la Zona Desmilitarizada (DMZ) en una zona de paz.