Cómplice, el encuentro de la mirada entre mujeres

*La serie Mujeres de cuerpo entero, realizada en la década de los 80, forma parte de la exposición de la fotógrafa Lourdes Almeida

*La serie Mujeres de cuerpo entero, realizada en la década de los 80, forma parte de la exposición de la fotógrafa Lourdes Almeida

Por Luis Galindo

México, 16 de noviembre (Notimex).— La complicidad entre las mujeres y la mirada de la artista Lourdes Almeida (México, 1952) será apreciada en la Galería José María Velasco en la exposición fotográfica Mujeres de cuerpo entero, como parte de la muestra Cómplice ha inaugurarse este sábado a las 12:00 horas.       “No me gusta robar fotos, porque cuando retrato a alguien quiero que se sienta ese contacto de complicidad, además, el nombre con el que se decidió titular este proyecto es de la serie Mujeres de cuerpo entero realizada en los años 80”, comentó la artista multidisciplinaria.       Entrevistada en la galería —la cual albergará la muestra Cómplice hasta el 19 de enero de 2020—, Almeida compartió que las mujeres que retrató, cuyas imágenes integran la exposición, no eran todas conocidas, era necesario el factor de desconocimiento en ese encuentro artístico.       Almeida declara que, a las mujeres antes de tomarles las fotos, las invitaba a tratar de actuar de forma natural, evitar adoptar una pose o postura elaborada; “porque era una combinación mía con ellas, respondiendo al momento de encuentro, esto es parte del proyecto que he ido trabajando y reuniendo desde la década de los ochenta”.       La exposición muestra una diversidad de mujeres de distintos lugares del país, los matices se reflejan no sólo en su labor diaria sino en la vestimenta que portaban en aquellos años, sin embargo, la ropa usada por mujeres rurales no ha sufrido transformaciones radicales.      “Esos cambios que uno observa en la ropa se da mucho en las personas de la zona urbana, porque las mujeres del campo continúan idénticas, al igual que su actitud de fortaleza, la mujer indígena tiene un porte majestuoso de fuerza, como de reina, espontáneo y natural”, identifica la fotógrafa mexicana.

Artesanas, científicas, parteras, funcionarias públicas frente al lente

Entre las personalidades que Almeida captó con su cámara, algunas ya fallecidas, se encuentra Paris Pishmish (1911-1999), fundadora y promotora de la enseñanza de la astronomía moderna en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).       También, tuvo oportunidad de retratar a Margo Su (1930-1993) actriz, escritora y empresaria teatral mexicana perteneciente a la llamada Época de Oro del cine mexicano. En la serie también se pueden apreciar mujeres mazahuas, "sencillas y maravillosas bordadoras", y pintoras, arquitectas, aviadoras, directoras de cine, costureras, taxistas, por mencionar algunas.       Sin embargo, ninguna aparece con algún instrumento de trabajo; "no importa a qué nos dediquemos, la invitación es ver la muestra y preguntarse a qué se dedicaban, que no sea el estereotipo común, que no sea evidente”, explicó la ganadora del Ariel por ambientación, escenografía y vestuario de la película De noche vienes Esmeralda, dirigida por Jaime Humberto Hermosillo.       Lourdes Almeida no se considera una fotógrafa documentalista, porque todos sus proyectos "son como más elaborados, no tengo esa audacia del documentalista, los admiro mucho, pero no tengo eso”.       La artista de la lente, que decidió estudiar fotografía a los 20 años de edad, reconoció tener influencia de importantes retratistas que admira, como Lola Álvarez Bravo, Manuel Álvarez Bravo, Lourdes Grobet y Graciela Iturbide, Héctor García y Nacho López, entre otros.       “La fotografía es mi estilo y forma de vida, siempre en la mañana amanezco con cámara en mano, y ahora con el teléfono celular, más; es un estilo de vida”, concluyó la artista comprometida con el enfoque de género en el arte.