÷Poe+: Perla Schwartz

[Perla Schwartz ya no está más entre nosotros. La poeta abandonó este mundo el pasado domingo 27 de octubre a la edad de 63 años. Nacida en la Ciudad de México en 1956, ejerció por casi ocho lus...

[Perla Schwartz ya no está más entre nosotros. La poeta abandonó este mundo el pasado domingo 27 de octubre a la edad de 63 años. Nacida en la Ciudad de México en 1956, ejerció por casi ocho lustros el periodismo cultural. Fue autora de más de una decena de libros de ensayos y poesía, entre los que se cuentan Vocación de vuelo (1980), Rosario Castellanos, mujer que supo latín (1984), El quebranto del silen­cio, mujeres poetas suicidas del siglo xx (1989), Diálogo interminable con mi padre (1999), Confesiones de una divo-viuda (2011) y Mujeres rumorosas (2018). Algunos de sus poemas han sido traduci­dos al inglés y al hebreo e incorporados en antologías. Fue docen­te de literatura y apreciación de cine. En 2014, Víctor Roura editó el libro Transfiguraciones de la dama de agua en el catálogo de la colección “Indócil Ballenato” de Ediciones del Ermitaño, de donde extraemos los últimos 19 breves poemas aquí reunidos. El primero es inédito, que Perla Schwartz le entregó a Víctor Roura unos meses antes de su partida, y el segundo poema pertenece al número extraordinario dedicado al Movimiento del 68 en México que coordinara el mismo Roura para la revista Transgresiones que él dirigía. Con este homenaje despedimos a la poeta y amiga.]

Percibes cómo se desdibujan las fronteraspoemas de Perla Schwartz

Dialéctica de la lluvia

I

Se despliegaun grafiti de aguatraza un telón;las sombras    adquierenel matiz de lo difuso.    La lluvia y sus contornosno dejan resquicio algunopara las impurezas.    Sabiamentese alivian    esas turbulencias       que obstruyen al ser.

II

La implacable furia de las nubesexhala su rabia impetuosael pentagrama del tiempo    pierde       su centro.

III

Observasel devenir de la lluvia,buscas capturarsu dialéctica secreta.    En la ventana de tu habitación,las gotas    dibujan filigranas.  El agua desmelenaa tu portentosa tristeza.

IV

Buceasentre las aristas del lenguaje,te compenetrascon sus partículas acuosas,    te dejas invadirpor su música-sonámbula.    Resurgeesa Dama Oceánicacapaz de navegar gozosaentre    los arrecifes de su inconsciente.

V

Percibescómo se desdibujan    las fronterasentre las nubes y el cielo.    La lluvia alejaa los espectros,    restaura  el equilibrio.

VI

Revisas el amplio catálogode erratas de la vida;la lluvia, pese a tu melancolía innata,te transporta    a un estatus paradisiacode redención.

VII

El agua de lluvia      desarraiga         al polvo. La lluviaen incesante movimiento;    otredad de una naturaleza indómitaque no se doblegaante los designios de la quietud.

VIII

La lluvia-desgarraduraa través de sus nubes errantes,configura    la partitura del horizonte.    El caos deja de amenazar,se instaura      una asepsia del mundo.

Holocausto del alma

Los cuerpos acribilladoslos traspasaun amasijo de humo evanescente:Arde el Holocausto del Alma.Cristales esparcidosarropados por cenizas,noche-duelo,noche que duele2 de octubre de 1968:Noche que no se resignaa terminar.Noche de sangre circundadapor un reloj sin manecillas.Grafiti del sacrificio humano.Un Dios iracundoTlatelolco:grito contenido... grito soterrado...que estalla y se estrellacontra el paredón urbano.Arde el Holocausto del Alma;impunidad totaly totalizadoravaivén de ruidos y voces,corona de fuegoque permanece tatuadaentre los pliegues del corazón.

Designios

23

A veceses imposiblearticular una sonrisa,días en que el caos preside a las horas,horas en que una se sientecomo una lila marchita próximaa desgajarse,momentos en que la nostalgia irrumpecon mayor ímpetu que de costumbre.Entonceses mejor hallar refugioen la órbita de un espíritu insumiso.

24

El aire y su fríoenvuelven a un alma nómada.La identidad se dispersaentre los resquicios de las olas.La acústica y su fragilidad presagianun dolor irreversible.

25

Subyace en su menteun arrecife de imágenes,la Dama de Aguase resguarda en una ficción:evita autoinmolarse.

26

Exiliarsemás alláde esas citaslargamente postergadas.Remontarse a los paraísosde la infancia lejana.

27

La ciudadsus sinsentidosse intercambian en el deambular,errar ida y vuelta.Y una vez más recomenzar...

28

La Dama de Aguase condueleante el ostracismode los transeúntes.Los observa cabizbajossin que el polvoles dé alcance.

29

Evita ser aniquiladase refugiaen el solaz de su silencio.Sólo así esquivalos trazos fieros de su irrealidad.

30

Navegar bucear naufragarde nueva cuentaemergertras abatiral aquelarre de vicisitudes.Se deja llevarpor el mar asimétricode sus emociones.

31

Se retirade esa soledadque la ultraja,rescata la frescura de su serse fusionacon el salvajismode su alma errantedeja de padecerlas inclemencias del mal tiempo.

32

La Dama de Aguase aleja de su tristeza,ignora su pesadumbre.Vislumbra el espectro naranjade lo impredeciblese sometea los mandatos del Azar.

33

Antes del amanecer ella confíaen la posibilidad de nuevosencuentros que han de revivirsu piel erosionada.

34

Su memoria es flexible.La nostalgia derrotasus olvidos imprudentesella rescataesos sentimientos soterradosque subyacenen los intersticios de su amnesia,se sabeuna Caja de Pandora inconmensurable.

35

Escribeconstruyeabarca.Deconstruyeel tapiz de su océano abisaltrazaun derrotero hacia lo Absoluto.Es una danzanteun rompecabezasde sensaciones dispersas,esas que delinean su grandeza marina.

36

La Dama de Aguase revuelca en su camalas sábanas atestiguansu inquietud insomnedurante el duermevelabatallacon los espectros que la obstruyenlos vencepoco antes del amanecer.

37

La Dama de Aguaes una libélula ahíta de luz,se deja irentre las pulsacionesde su corazón marino.

38

Escépticase desgajade sus confusiones para aventurarseen esas ecuacionesque le permitirán penetraren su devenir acuoso.

39

Admitela espesura de los misterios,una luna irreverentees su guardiana.

40

Sopesael recuento de los daños.Se evadede su desolacióncuando diseccionaa su yo calidoscópico.Transitapor los ejesde su simetría difusa.

41

El sol tatúa su piel,se aleja del desasosiegoolvida su saudadereconocesus líneas en fugaen perpetuo movimiento.

42

Plenitud del reposoel universo se expandeella percibelas hiladuras minúsculas del cielo.Conquista la inmediatez,se adueñade sus transparencias.