Madres de Nicaragua piden “Navidad sin presos políticos”

Madres de presos políticos comenzaron una huelga de hambre para exigir la liberación de sus hijos, quienes fueron arrestados en las diversas manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega y la...

Madres de presos políticos comenzaron una huelga de hambre para exigir la liberación de sus hijos, quienes fueron arrestados en las diversas manifestaciones contra el presidente Daniel Ortega y la crisis política del régimen.

Con la exigencia de que les entreguen 139 detenidos antes de fin de año, las madres de los presos políticos denunciaron, en la ciudad de Masaya, que sus hijos han sido víctimas de maltrato y tortura.

Señalaron que sus hijos no son los únicos que han sido objeto de la persecución política iniciada por el gobierno de Nicaragua y, por ello, decidieron recurrir a la huelga de hambre como un mecanismo de presión y protesta.

Sus manifestaciones de apoyo a quienes exigen una ley de amnistía que libere a los detenidos durante las protestas, forman parte de la campaña “Navidad sin presos políticos”.

Según informan las madres y quienes las respaldan, sus mecanismos de protesta van desde expresiones inmediatas de descontento para evitar el arresto, pliegos petitorios dirigidos al mandatario nicaragüense y otras formas de manifestación pacífica; sin embargo, hasta la fecha no han obtenido respuesta.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU) emitieron un comunicado hoy donde reiteran su preocupación con respecto de los “patrones de violencia y criminalización que enfrentan las personas que defienden los derechos humanos en las Américas”.

De forma particular, externaron su preocupación por los hostigamientos y las privaciones arbitrarias de la libertad, tanto de miembros de la sociedad civil como de defensores de derechos humanos, a pesar de las medidas cautelares expedidas por los organismos internacionales.

En Nicaragua, la criminalización del activismo y la protesta social es cada vez más frecuente. De acuerdo con la ONU y la CIDH, quienes son más propensos a ser víctimas de violaciones a derechos humanos son abogados, abogadas, activistas campesinos, jóvenes y miembros de organizaciones de la sociedad civil.

De acuerdo con organizaciones de derechos humanos nicaragüenses que participaron en el 174 Periodo de Sesiones de la CIDH, desde abril de 2018 hasta el presente, han muerto más de 328 personas y se tiene registro de 80 mil desplazados.