A puerta cerrada, en el Teatro San Jerónimo

*El director escénico Enrique Singer mencionó los retos que implicó plasmar en el escenario la obra de Jean Paul Sartre sin caer en el tedio, manteniendo la esencia del texto escrito por el existen...

*El director escénico Enrique Singer mencionó los retos que implicó plasmar en el escenario la obra de Jean Paul Sartre sin caer en el tedio, manteniendo la esencia del texto escrito por el existencialista francés

Por Cristóbal Torres

México, 10 de noviembre (Notimex).— El Teatro San Jerónimo Independencia en la Ciudad de México estrenará el 17 de noviembre la puesta en escena A puerta cerrada —obra de teatro escrita por el existencialista francés Jean Paul Sartre (Francia 1905-1980)—, bajo la dirección del actor y productor teatral Enrique Singer.       En entrevista con Notimex, Singer reconoce que la obra conserva elementos filosóficos de cierta complejidad, y reunirlos para ser llevados a escena representó un extraordinario desafío.      “Si no se monta con mucha inteligencia podría resultar una obra muy difícil para el público, por esto nuestro principal reto fue convertirla en puesta en escena interesante mediante la interacción en términos teóricos, y también dramáticos”, subrayó el actual director de la Compañía Nacional de Teatro.       —¿Qué tipo de cambios o adecuaciones realizaron para volverla menos densa?       —Hicimos algunos cortes; pero, más que un cambio en la obra tal cual, nos enfocamos en su representación, en la forma como la estamos llevando al escenario. Por ejemplo; el movimiento de los actores, sus coreografías. El movimiento escénico está a cargo del bailarín mexicano Antonio Salinas, brindando a la obra un formato profundamente interesante.       La escenografía —a cargo del artista Jorge Ballina—, entrega una identidad visual a la obra: “hay un nivel conceptual importante en la escenografía, pensamos que puede ser muy interesante para el público”.       “Sartre hace una reflexión respecto a la responsabilidad que tenemos de nuestros actos. Eso es lo que a mí me parece más importante y por lo que considero que esta obra sigue vigente: la libertad y cómo la asumimos a partir de nuestras acciones. Nuestras acciones reflejan nuestros deseos, y por lo tanto somos responsables de ellos”, profundizando el actor en la esencia de A puerta cerrada.       Para Enrique Singer, el infierno que propone Sartre es el peor que podría ocurrir, "pues estar metido con tres personas en una habitación durante toda la eternidad, creo que no me lo podría imaginar, sería una tortura”.

El Estado y el apoyo a las artes

El también académico y docente en espacios como la Escuela Nacional de Arte Teatral del INBA o el Centro Universitario de Teatro de la UNAM, es categórico al afirmar que la promoción de las actividades artísticas es una labor que debe recaer en el Estado.       —Las actividades artísticas no son una mercancía; hay que saber distinguir entre cultura y arte, aquí nos referimos a todo lo que se expresa a través de un oficio artístico. El arte no es una mercancía de cambio, es más un elemento que coadyuva al fortalecimiento humano, eso no puede ser una mercancía ni lo ha sido en la historia de la humanidad.      Si bien reconoce la importancia de la iniciativa privada en las actividades artísticas, “generalmente esos espacios privados apoyan en forma filantrópica, y el arte no se puede dejar únicamente a la filantropía”.       El productor teatral identifica que en todas las sociedades avanzadas, el Estado, de alguna u otra manera —ya sea a través de exenciones de impuestos o estímulos directos—, apoya las creaciones artísticas.      Respecto a las actuales protestas por parte del gremio artístico en grupos como MOCCAM (Movimiento Colectivo por el Arte y la Cultura de México), exigiendo un mayor presupuesto al sector de las artes, señaló desconocer tal situación.       “Yo le puedo decir que, al interior de la Compañía Nacional de Teatro (CNT) no hemos tenido ninguna reducción de presupuesto; entonces, no puedo opinar de algo que no conozco. Aquí en la CNT no hemos tenido recorte presupuestal para nada”, concluye el director mexicano.