LITORAL

POESIA EN LENGUA MÈ´PHÀÀ, DE HUBERT MATIÚWÀA

POESIA EN LENGUA MÈ´PHÀÀ, DE HUBERT MATIÚWÀA

Xtámbaa/ Piel de Tierra

I

Àjngáa rí màrma’áan àkuíáan ló’ ju’yáa dxáma Mauricio Ortega Valerio.

Nè’ne xàñúun a’óo

mbí’i rí nìrugáan,

àtsíyáa rí xùgii rí núñaa ikháán núñí ikhúún nye’,

nìndxá’wa ló’ ná nixphíbí rìga ràwúan,

ná nìgrigá’ ló’ gajmíí anjgián’ ló’

khamí xuge’ nángua rá,

náa màro’ó gà’khó rìge rá,

tsá jàyá ìdxúu xuajíín ro’,

naa krùse màxtrigùùn ñò’on tsí nudii a’ó rá,

naa jùbà’ màxkhámaa nàkuáa’

xùge rí nanbra’á mìnaa ngàmí xùbía’

khamí nàgajáa iñúu tsìá’ ló’ rá.

I

A Mauricio Ortega Valerio, desaparecido el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Mi voz se hizo nido

el día que te agarraron,

¿Qué no saben que todo lo que te hagan me lo hacen a mí?,

aullé el relámpago en tu boca,

donde anduvimos con los nuestros

y ahora, ya no,

¿Dónde amarraré este dolor que enciende la esperanza?

¿Quién traerá la cabeza del pueblo?¿En qué cruces colgaré aves que sepultan mi lengua?

¿En qué tierra he de encontrar tus pasos,

ahora, que tu cuerpo se acobija en el miedo

y crece la espiga de nuestra rabia?

II

Àtrakhá’o mìnaa ná ìñúun itsí,

àrà’thiin màgátháa rùjmba

asndó rí mànbúún mùxkha xàbò,

tsí dùyaa xùù xuwia ló’

nagóo judèe xnujndaa ló’

ná xkrajndí rí nangúaa thángaa,

asndó xó ru’wa ja’ñúun ná xàbii nùxkháa ló’

khamí nùràxnúú ìjín ñàwún

numaa ló’ tsáa jùwá ló’ ná Júbàá,

tsáa gìdá’ ngu’wá ñàwuáa ló’,

tsáa màñà’ jùbá’ ló’,

tsáa jùwáa ló’ ná gò’óo Lucio.

II

Escóndete en la cueva,

espera que baje la neblina

y termine la caza,

los que huelen la carne

se llevan nuestros sueños

en autobuses que no tienen vuelta,

en su sigiloso acecho se visten de lluvia

y cuentan los dedos

por los que estamos en la Montaña,

los de la mano oculta,

los de la tierra roja,

los que vivimos en la casa de Lucio.

III

Xtámbaa,

xtáa gàjmá níndxàa ná inuu numbaa,

ná a’wá rí jàyáa mbró’o,

ná nùtsía nìma tsí ndàa inúú,

tsí ndàa ñàwúun,

tsí tsíyaa axúún,

xtáa gàjmá nìndxàa ná wàjún ndela,

ná inuu nguni’ rí nàxná jambaà,

ná gii’ xùù wuájià rí nàyaxii

iya ìdúú mi’chá rí ndáa a’óo.

III

Xtámbaa,

estoy contigo en el mundo,

en el trueno que trae la noche,

en baile de ánimas sin rostro,

sin brazo,

sin descanso,

estoy contigo en las velas,

en el humo que engendra el camino,

en el olor del copal que recoge

el agua de ojos

de las mañanas sin voz.

IV

Mauricio,

nàdxáa

asndó xó ru’wa ná Júbàá,

ndayá ra’áa awún’,

khamí ná wíí rigaan

nagàjaa tsíòon xuajián ló’

ìdo narma’áan akúiin ithane.

IV

Mauricio,

de la Montaña

vienes de lluvia,

abrazas mi estómago

y en silencio

crece el fuego

de nuestra tierra en tu memoria.