Helicópteros rusos realizan primera patrulla aérea en noreste de Siria

Helicópteros de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia llevaron a cabo su primera patrulla aérea en el noreste de Siria, donde tomaron bajo control varios asentamientos y un aeródromo, informaron fuen...

Helicópteros de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia llevaron a cabo su primera patrulla aérea en el noreste de Siria, donde tomaron bajo control varios asentamientos y un aeródromo, informaron fuentes militares rusas.

El jefe del Centro Ruso para la Reconciliación, el general mayor Yury Borenkov, dijo que las fuerzas del Ejército llevaron a cabo patrullas aéreas a lo largo de las rutas del aeródromo Kvaires, el asentamiento Ayn Issa, el asentamiento Raqa y el embalse de Asad.

"Rusia continúa sus esfuerzos para implementar las disposiciones del memorando de entendimiento ruso-turco" del 22 de octubre, afirmó Borenkov, de acuerdo con un despacho de la agencia Itar Tass.

Helicópteros de las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia sobrevolarán a diario las provincias del norte de Siria para "garantizar la seguridad" en esos territorios, afirmó el piloto ruso Dmitri Ivanov, citó Tass.

Las aeronaves viajarán de dos en dos a 50 o 60 metros de altura y cubrirán diferentes rutas para "escoltar convoyes" de la Policía Militar de Rusia.

Como señala la agencia rusa RiaFan, "la Fuerza Aérea de Rusia simplemente no tiene oponentes en el cielo de Siria, por lo que los pilotos rusos pueden sentirse como dueños del cielo", citó por su parte la agencia Sputnik.

Las características de los helicópteros rusos profundamente modernizados les permiten realizar una variedad de tareas, desde transportar mercancías y personal hasta la destrucción de enemigos terrestres y aéreos.

Los primeros helicópteros rusos llegaron al norte de Siria a finales de octubre. Ocuparon el aeródromo militar de Tabqa, abandonado por las fuerzas estadounidenses. Toda la parte noreste del Éufrates puede controlarse desde este aeródromo.

El 22 de octubre, el presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, firmaron un memorándum sobre acciones conjuntas destinadas a resolver la crisis en el noreste de Siria.

El 23 de octubre, la policía militar rusa y los guardias fronterizos sirios fueron desplegados en las áreas que bordean la zona segura de 30 kilómetros, que Turquía está tratando de establecer.

El 1 de noviembre, militares rusos y turcos llevaron a cabo la primera patrulla conjunta de la zona al este del río Éufrates.