Japón desmantelará trenes bala dañados por tifón Hagibis

Un total de 10 trenes bala Shinkansen que resultaron daños por las inundaciones provocadas por el tifón Hagibis en la prefectura de Nagano, zona central de Japón, el mes pasado, serán desmantelado...

Un total de 10 trenes bala Shinkansen que resultaron daños por las inundaciones provocadas por el tifón Hagibis en la prefectura de Nagano, zona central de Japón, el mes pasado, serán desmantelados, informaron los operadores ferroviarios.

La cifra representa un tercio de los trenes que recorren la línea Hokuriku Shinkansen hacia la costa del mar de Japón y la histórica ciudad de Kanazawa.

El total de los trenes bala tiene un valor nominal de unos 135 millones de dólares. Algunos de sus componentes podrán ser reutilizados.

East Japan Railway Co. posee ocho de los 10, mientras que los dos restantes pertenecen a West Japan Railway Co. Los trenes, con un total de 120 vagones, se inundaron mientras estaban estacionados en un patio en la ciudad de Nagano, tras el desbordamiento del río Chikuma el 13 de octubre.

El presidente de JR East, Yuji Fukusawa, dijo en una conferencia de prensa que los motores y los sistemas de frenado, que se encuentran en la parte inferior de los trenes, quedaron inundados tras el tifón.

"Algunos de los componentes del tren pueden reutilizarse, pero para la estabilidad y la seguridad hemos concluido que sería apropiado reemplazar los trenes con los de nueva construcción en lugar de repararlos", señaló Fukusawa, citadó por la agencia Kyodo.

JR East precisó que examinará cuidadosamente qué partes del tren se pueden reutilizar antes de decidir sobre el monto total a reportar como una pérdida especial para el año fiscal que finaliza en marzo de 2020.

El valor en libros de los ocho trenes bala de la serie E7 de JR East totalizó 11.8 mil millones de yenes a finales de septiembre.

Mientras tanto, JR West dijo que planea reservar una pérdida especial de tres mil millones de yenes para el año fiscal por el desecho de sus dos trenes bala serie W7.

La línea Hokuriku Shinkansen, que se extiende entre Tokio y Kanazawa, actualmente opera en un horario reducido utilizando los 20 trenes restantes de la flota, un tren de nueva construcción y uno de los trenes de reserva de la línea Joetsu Shinkanesn.

Los operadores ferroviarios pretenden introducir otros tres trenes de nueva construcción para fines de marzo de 2020 y restaurar el horario de corridas previos al tifón.

"Nuestro objetivo es restaurar el 100 por ciento de nuestros servicios para fines del año comercial actual", dijo Fukusawa de JR East.