Especialistas buscan en los genes predisposición al cáncer

Por Silvia Arzate Rodríguez

Por Silvia Arzate Rodríguez

Los oncogenetistas dan asesoría a las familias que tienen cáncer hereditario y son importantes porque pueden informar a la persona si tiene riesgo de contraer esa enfermedad, afirmó, Patricia Ostrosky Shejet, investigadora del Departamento de Medicina Genómica y Toxología Ambiental del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la UNAM.

El oncogenetista vincula la oncología y la genética. Este especialista trabaja con el paciente y su familia para dar seguimiento a la historia familiar, de al menos tres generaciones y de las que le sigan e identifica a los portadores de tumores y de alteraciones genéticas que sean importantes.

Dicho estudio genético tiene la finalidad de investigar las causas de la enfermedad, motivo por el cual el experto de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) busca entre los familiares del paciente información detallada: fecha de inicio de la enfermedad, localización, tipo de tumor, entre otros.

Este médico, demás se informa sobre la exposición ambiental, el modo de vida y hábitos de cada uno de ellos y excluir causas ambientales comunes que puedan contribuir a detectar el origen de los tumores familiares.

El trabajo del oncogenetista es detallado, por lo que las familias deben proporcionar los mayores datos de que dispongan y aportar pruebas para una mayor exactitud.

Se dan casos donde hay pacientes con tumores sin historia familiar de esta enfermedad, pero es posible encontrar en ellos una predisposición hereditaria para el desarrollo de un tumor específico.

Estos datos proporcionan información para un diagnóstico, pronóstico, seguimiento y riesgo de recurrencia.