Renoir en Texas

*60 pinturas, dibujos, óleos y esculturas de desnudos conforman la muestra

*60 pinturas, dibujos, óleos y esculturas de desnudos conforman la muestra

México, 31 de octubre (Notimex).— El Museo de Arte Kimbell alberga la más grande muestra de desnudos de Pierre-Auguste Renoir (1841-1919), incluyendo The Bathers (Las bañistas), la pintura que mejor representa el último aliento creativo del pintor francés.      Renoir: The Body, The Senses (Renoir; el cuerpo, los sentidos) está compuesta por 60 pinturas, dibujos, óleos y esculturas de desnudos femeninos no sólo del impresionista originario de Limoges, Francia, sino también de algunos de sus predecesores, contemporáneos y discípulos, como Peter Paul Rubens (1577-1640), de quien se expone Three Graces, o Eugéne Delacroix (1798-1863) con Andrómeda.      La exposición, que se realiza en colaboración con el Instituto Clark, estudia la larga trayectoria de Renoir a través de la óptica de pinturas muy particulares que definen su legado; “son obras que demuestran ampliamente qué tan radical y también qué tan brillante fue Renoir”, expresó Martha Bell, una de las curadoras, de acuerdo con un comunicado.      George T. M. Shackelford, director del Museo Kimbell, destacó que a 100 años de su muerte, Renoir sigue causando controversia con sus pinturas de desnudos y su insistencia en el color verde, por lo cual “esperamos que la audiencia se sienta inspirada y retada por las magníficas imágenes que traemos en esta exposición. Lo que buscamos es tener una discusión viva con el arte del francés”.      Lisa Yuskavage, una de las artistas contemporáneas que más ha trabajado con el desnudo femenino, consideró que Renoir no impresiona a todos, pero persiste. “Yo creo que la verdadera cuestión es por qué. Ese es el dilema que debemos tratar de explicar. ¿Qué hace que su trabajo persista? No es precisamente porque le guste a mucha gente. Creo que la respuesta yace en entender quién lo ha amado”, respondió.      Así, criticado o admirado, el legado del artista francés estará en el Museo de Arte Kimbell en Fort Worth, Texas, hasta junio del próximo año.