Okinawa protesta por lanzamiento de paracaidistas estadunidenses

Okinawa protestó hoy ante el gobierno central por el uso de la Base Aérea de Kadena de Estados Unidos para el entrenamiento de paracaidistas a pesar de un acuerdo bilateral de que tales simulacros d...

Okinawa protestó hoy ante el gobierno central por el uso de la Base Aérea de Kadena de Estados Unidos para el entrenamiento de paracaidistas a pesar de un acuerdo bilateral de que tales simulacros deberían realizarse en una isla remota.

"No podemos evitar sentir un fuerte resentimiento porque la base de Kadena ha sido utilizada continuamente para entrenamiento (en paracaídas)", dijo el vicegobernador de Okinawa, Kiichiro Jahana, en una reunión con funcionarios japoneses del Ministerio de Relaciones Exteriores y Defensa en el edificio del gobierno de la prefectura.

"Existe una creciente desconfianza entre las personas en Okinawa", dijo Jahana, citó la agencia japonesa Kyodo.

Las fuerzas estadunidenses realizaron ejercicios en paracaídas en la base de Kadena, en la isla principal de Okinawa, el martes por la noche, el cuarto ejercicio de este año, a pesar de un acuerdo bilateral de 1996 con Japón que estipula que dicho entrenamiento se llevará a cabo en Ie Island.

Más de 20 militares estadunidenses se lanzaron en paracaídas a la base de Kadena a las 20:00 horas locales, dijo el gobierno de la prefectura de Okinawa. Más temprano, dos marines estadunidenses que participaron en el entrenamiento aterrizaron en un campo no designado en Ie Island.

El gobernador de Okinawa, Denny Tamaki, señaló que el lanzamiento en paracaídas en Kadena fue "una clara violación del acuerdo" y que el gobierno de la prefectura ha pedido en repetidas ocasiones que se detengan dichos ejercicios en la base.

A su vez, el ministro de Defensa japonés, Taro Kono, expresó una gran preocupación. "Es un desarrollo lamentable que podría afectar la alianza Japón-Estados Unidos", dijo a los periodistas en Tokio.

En Tokio, el secretario en jefe del gabinete, Yoshihide Suga, dijo que el uso de la base de Kadena debería limitarse a casos excepcionales y que el Ministerio de Defensa ya había transmitido esa opinión al ejército estadunidense.

Okinawa alberga la mayor parte de las instalaciones militares de los Estados Unidos en Japón y muchos residentes se oponen a la fuerte presencia debido a las preocupaciones sobre accidentes y delitos relacionados con la base.

Mientras tanto, el ejército estadunidense en Japón defendió el entrenamiento nocturno de paracaidistas en Kadena debido a las malas condiciones climáticas en Ie Island.