Terremoto de 6.6 grados azota el sur de Filipinas

Un terremoto de magnitud 6.6 sacudió este martes la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, causando pánico en la población y un saldo provisional de al menos una persona muerta y 43 heridas, inf...

Un terremoto de magnitud 6.6 sacudió este martes la isla de Mindanao, en el sur de Filipinas, causando pánico en la población y un saldo provisional de al menos una persona muerta y 43 heridas, informaron fuentes oficiales.

La Oficina de Defensa Civil precisó que un hombre de 66 años murió a causa de un traumatismo en la cabeza en la localidad de Korondal, en la provincia de Cotabato del Sur, mientras 30 personas resultaron heridas en Kidapawan y otras 13 en M'lang, ambas en la provincia de Cotabato del Norte.

El Instituto de Vulcanología y Sismología de Filipinas (Phivolcs) informó que el epicentro del sismo, de “intensidad destructiva”, se situó cerca de la ciudad de Tulunan (Cotabato del Norte), a unos 60 kilómetros de Davao, la ciudad más grande de Mindanao y la tercera mayor de Filipinas, donde el temblor se sintió con intensidad “muy fuerte”.

Phivolcs situó el hipocentro del sismo a 7 kilómetros de profundidad, mientras el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS), que vigila la actividad sísmica en todo el mundo, lo ubicó a 15.3 kilómetros.

El terremoto se sintió con fuerza en la ciudad de Kaidapawan, la provincia de Sarangani, las ciudades de Davao, Koronadal, Cagayan de Oro, General Santos, Zamboanga así como también la provincia de Bukidnon.

Funcionarios locales de las provincias afectadas dijeron que el fuerte terremoto provocó pánico en la población que salió despavorida fuera de sus casas y edificios. Los pacientes de un hospital local fueron evacuados, agregaron.

Además, el sismo cortó el suministro de energía en muchas de las provincias afectadas, derribó postes eléctricos y rompió vidrios en algunos de los establecimientos.

Cotabato y las provincias linderas de la isla de Mindanao aún se están recuperando del terremoto del 16 de octubre, de magnitud 6.3, que dejó un balance de al menos seis personas muertas y 167 heridas.

Filipinas registra intensa actividad sísmica debido a su ubicación geográfica a lo largo del "Anillo de Fuego" del Pacífico, registrando terremotos con frecuencia.