“Se eleva de manera crítica el riesgo de incendios en BC”

La Dirección estatal de Protección Civil de Baja California advirtió a la población que, debido a los vientos extremadamente secos de Santa Ana, crece el riesgo de incendios en algunas zonas de la...

La Dirección estatal de Protección Civil de Baja California advirtió a la población que, debido a los vientos extremadamente secos de Santa Ana, crece el riesgo de incendios en algunas zonas de la entidad.

Esto puede “elevar de manera crítica el riesgo de incendios, tanto urbanos, como en zonas rurales y agrestes de pastizales, chaparrales y arboladas del norte del estado, desde las montañas, hasta las costas con el océano Pacífico”, señala la dependencia estatal.

Mediante un reporte emitido la tarde de este lunes, se detalló que se pronostica que desde este martes 29 de octubre, hasta el jueves 31 antes del mediodía habrá en la entidad vientos fuertes de 30 a 45 kilómetros por hora y ráfagas de viento de hasta 70 kilómetros por hora.

La temperatura se mantendrá sobre los márgenes normales de temporada y la humedad relativa bajará a rangos de un dígito.

Es posible que el flujo más fuerte de esta condición de Santa Ana afecte con viento y polvo en los municipios de Tecate, Tijuana, Playa de Rosarito y Ensenada.

Por lo anterior se recomienda, si es que hubiera riesgo de incendios, no generar ningún tipo de fuego, retirar basura, limpieza de terrenos y evitar fogatas, por ejemplo.

También no tirar colillas de cigarro en ninguna parte, especialmente sobre terreno con pastizales u hojarasca; nunca jugar con cerillos, veladoras o encendedores, principalmente menores de edad y desalojar inmediatamente ante incendio de sus viviendas.

Por el riesgo de vientos fuertes se exhorta cubrir las vías respiratorias, estar al pendiente de objetos lanzados al aire como láminas, letreros, cableado, principalmente eléctrico, postes, ramas y árboles.

Además se aconseja sujetar techumbre endeble de viviendas precarias y manejar con mucha precaución, especialmente vehículos de grandes dimensiones.

Cuando haya temperaturas altas se recomienda tomar al menos dos litros de agua embotellada, hervida o desinfectada al día para mantener hidratación; evitar exponerse al sol por periodos prolongados, especialmente de las 11 a las 15 horas, que es cuando la temperatura alcanza sus niveles más altos.

Es mejor utilizar ropa ligera y de colores claros; al salir a la calle utilizar protector solar, gorra o sombrero, lentes de sol, sombrilla, procurar lugares frescos, a la sombra y bien ventilados; ventilar el automóvil antes de subir, no dejar a personas dentro del vehículo, como niños o adultos mayores, ni mascotas.