El Mexican Dream de Anya Myagkikh

*La artista visual rusa graduada del Chelsea College of Art and Design, en la Universidad de las Artes de Londres, presenta en Polanco una exposición que incluye tres piezas de gran formato en realid...

*La artista visual rusa graduada del Chelsea College of Art and Design, en la Universidad de las Artes de Londres, presenta en Polanco una exposición que incluye tres piezas de gran formato en realidad virtual, joyería y pintura

Por Juan Carlos Castellanos C.

México, 25 de octubre (Notimex).— La mexicana Mariana Quintero, curadora de la exposición "Mexican Dream", de la rusa Anya Myagkikh, puso en gran valor la relación que existe entre ambas naciones, lo que se ve reflejado en la obra que esa joven artista ha creado especialmente para el pueblo de México.       Entrevistada por Notimex en el marco de la apertura de la muestra, señaló que la exhibición podrá visitarse hasta el 3 de noviembre en la Galería Torre del Reloj del Parque Lincoln, en Polanco, donde se verá "una serie de muñecas rusas intervenidas y cuadros que cobran vida debido a la realidad aumentada”.       La exposición ocupa tres espacios en esa zona del poniente de la ciudad: en la Galería Torre del Reloj se muestran obras de pequeño formato; en el Parque Lincoln que rodea la galería se exhiben dos muñecas rusas de tamaño monumental, y en el Hotel Pug Seal, Anya intervendrá una habitación también con realidad virtual.       "En la galería se presentan también alrededor de 50 piezas de joyería, cuyo concepto obedece al arte y la cultura de México. Además, la artista va a impartir dos talleres sabatinos (26 de octubre y 2 de noviembre) donde de manera gratuita los niños podrán pintar réplicas miniaturas de las esculturas", comentó.       Precisó que esas obras estarán a la venta con la finalidad de recaudar fondos que serán donados a la fundación que apoya el proyecto Extra Muros del Museo de San Carlos, pues la creadora quiso dedicar su nueva colección a la cultura mexicana, de la que está enamorada.       "Anya Myagkikh nació en Moscú en 1991 y ha expuesto en el Centro Cultural de Belém, en Lisboa, Portugal; Casa Batlló, de Barcelona, España; Katara Foundation, en Qatar, y en galerías de arte de Londres, Nueva York, Tokio, Miami y Moscú. Lo que trae a México es una experiencia inmersiva para toda la familia", indicó Mariana Quintero.

Amor y pasión por México y los mexicanos

La curadora refirió que para la artista rusa, México era un país extraño, lejano, que sólo figuraba en sus sueños, pues hasta hace poco tiempo nunca imaginó venir. Sin embargo, llega aquí y encuentra muchas similitudes entre los rusos y los mexicanos, como la calidez de su forma de ser y su cocina, que es exquisita y variada.       Señaló que al sentirse como en casa, Anya Myagkikh se maravilla y toma la decisión de hacerle honores a lo que ve, escucha, siente y piensa en México; es decir, al México humano, verdadero y gentil observado a través de los ojos y del corazón de una extranjera venida más allá de los océanos.       "Anya Myagkikh me ha comentado que estando de visita en el Zócalo de la Ciudad de México, quedó maravillada al ver a numerosos niños jugando entre ellos o con sus padres, en un ambiente de absoluta armonía, como sucede en la Plaza Roja de Moscú, donde la gente se reúne para charlar o para pasear", dijo.       A partir de esa idea, agregó, la artista pensó en motivar a los niños mexicanos y hacerlos partícipes de sus obras. "Enseñar a crear obras de arte, difundir ese trabajo y ayudar a la fundación que apoya al Museo de San Carlos, son las plataformas desde las que trabaja Anya en la Ciudad de México".       En consecuencia, el espectador curioso va a descubrir lo que la artista siente en y por México, plasmado en las matrioshkas —muñecas de diversos tamaños alojadas unas en otras, representantes icónicas de la cultura popular rusa— adaptadas a la cultura e imaginario mexicano, y dedicadas a los niños.       Mariana Quintero apuntó que el mundo creado por Anya Myagkikh para los mexicanos emplea tecnología sofisticada, cuyo resultado permite ver cómo nacieron de los pensamientos y sueños de la artista. La muestra es ambientada por la canción "Spiraling", escrita e interpretada por la propia Anya.