AI denuncia nuevos crímenes de guerra del Ejército de Myanmar

Amnistía Internacional (AI) acusó hoy al Ejército de Myanmar de cometer nuevos crímenes de guerra contra la población civil en el norte del estado de Shan, en el noreste del país, donde las mino...

Amnistía Internacional (AI) acusó hoy al Ejército de Myanmar de cometer nuevos crímenes de guerra contra la población civil en el norte del estado de Shan, en el noreste del país, donde las minorías también son víctimas de abusos cometidos por las guerrillas.

En un nuevo informe, la organización denunció arrestos arbitrarios, palizas y torturas de civiles "con base solo en su identidad étnica" y el bombardeo "indiscriminado" de zonas con población civil, lo que ha forzado a miles de personas a huir de sus hogares.

"El Ejército birmano es igual de brutal e implacable, cometiendo crímenes de guerra contra civiles en el norte del estado de Shan con total impunidad", denunció el director de AI para el Este y Sudeste de Asia, Nicholas Bequelin, en un comunicado.

Según AI, detrás de la violencia estaría la 99 división de Infantería Ligera, implicada también en la ofensiva de 2017 contra la minoría rohinyá, en el estado de Rakhine, en el oeste del país, que la ONU calificó de "genocidio intencional".

De acuerdo con AI, los abusos documentados fueron cometidos este año contra civiles de las minorías kachin, lisu, shan y ta'ang pese al alto al fuego unilateral declarado por el ejército en diciembre de 2018, y siguen un "patrón familiar de abusos" de anteriores campañas de la misma división.

Amnistía Internacional sostuvo que la población civil también es víctima de abusos cometidos por las guerrillas, incluidas detenciones y maltratos, trabajos forzados y la confiscación de comida y otros bienes.

Los combates en el norte del estado de Shan se intensificaron a mediados de agosto mientras las negociaciones de paz entre el Gobierno y una veintena de guerrillas siguen en punto muerto desde hace más de un año.