Representación de Coyolxauhqui en el Museo El Eco

*La obra plasma el poder a través del cuerpo de la mujer

*La obra plasma el poder a través del cuerpo de la mujer

Por Cristóbal Torres

México, 23 de octubre (Notimex).— Laura Muciño es una joven artista que presenta por primera vez su trabajo en una exhibición. Su pieza "Coyolxauhqui" se expone en el Museo Experimental El Eco como parte de la muestra El Animal Herido, que estará expuesta al público en general hasta el 9 de febrero de 2020.      En entrevista con Notimex, Muciño explica que su pieza es una representación del monolito homónimo de más de tres metros de diámetro hallado en el Templo Mayor en 1978. Su obra es un collage de revistas.      Fue a partir de una publicación sobre arqueología que conoció del monolito y decidió adentrarse en la historia del mito de Coyolxauhqui. “Vi esa imagen y me hizo mucho sentido; me llamó mucho la atención el desmembramiento”, menciona.      De acuerdo con el mito, Coyolxauhqui intentó matar a su madre, Coatlicue, por haberse embarazado. De ahí nació Huitzilopochtli, quien se encargó de salvar a su madre descuartizando a Coyolxauhqui y colocando su cabeza en el cielo.      “Retomé este icono para hablar de algo que siempre ha sucedido sistemáticamente: la forma en la que se ejerce el poder a través del cuerpo de la mujer”, desarrolla Muciño.      El collage posee un tono propio de la carne humana con matices de sombras que le dan profundidad a ciertas partes. “Utilicé revistas de moda que en su contenido y publicidad tienen esa imagen de género de lo que debe ser un hombre y lo que debe ser una mujer”, explica la artista.      Por medio de su collage, Laura Muciño considera que el cuerpo es una forma de ejercer el poder por medio de la violencia. “Hay varias formas en las que se manifiesta el poder a partir del cuerpo, incluso en cosas como el narcotráfico, tratando de desmembrar, siempre ha sido así”, considera.      Desde sus días como estudiante ya había perfilado su obra a cuestiones de género, “la violencia que existe en las relaciones de familia, noviazgo y amigos”; sin embargo, siempre lo había hecho a través del retrato, “es la primera vez que hago un collage”, revela.      La interpretación que le ha dado a su obra “es esta ponderación de lo masculino sobre lo femenino. Una guerra de sexos. Así es la forma como se construye el poder: a través del mandato de masculinidad”, estima.      Aunque ya había presentado parte de su trabajo en centros culturales y actividades escolares, ésta es la primera ocasión que exhibe formalmente alguna de sus obras en un museo.      “Coyolxauhqui” se exhibió en la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado "La Esmeralda" y fue ahí donde el curador David Díaz pudo apreciar la obra.      “David es mi maestro, como lo tuve en taller de producción, ya sabe las piezas que tengo”, menciona. “Yo creo que ‘Coyolxauhqui’ le llamó la atención y me contactó para decirme si estaba interesa en participar aquí, ¡y pues obvio sí!”, cuenta emocionada.