Compañía Matrioska promueve el teatro en Guerrero

*El director platica sobre el panorama teatral en Acapulco y su público, los niños

*El director platica sobre el panorama teatral en Acapulco y su público, los niños

Por Aura Fuentes

México, 21 de octubre (Notimex).— Aunque el director de la Compañía Matrioska, Leonardo Cuesta nació en Cuba en 1984, hace más de ocho años que reside en Guerrero, por lo que ofreció un panorama en cuanto a la escena teatral en Acapulco, en donde asegura es bien recibido, aunque nada fácil hacerlo y producirlo.       “Yo creo que hay un público ávido de actividad teatral, un público que va a las salas, aunque yo quisiera que hubiera más. Hay ciudades con mayor costumbre de ir al teatro que están pendientes de la cartelera, en nuestro caso la cartelera no es muy abundante”, comentó en entrevista con Notimex.       Consideró que si hubiera una cartelera mayor y los grupos tuvieran más facilidades para producir obras, el público estaría dispuesto a responder; en el caso particular de la Compañía Matrioska, reveló que cuenta con un espacio para presentarse, y les han abierto las puertas sobre todo en el Centro Cultural Domingo Soler, que tiene más de 50 años de historia.       “Estaría bueno que hubiera más espacios para que los grupos tuvieran oportunidades, porque a veces es muy difícil pagar la renta de un lugar privado o público, aunque tampoco conozco a profundidad el tema”, reconoció el director.       Cuesta precisó que su compañía no solo se enfoca en obras infantiles ni tiene una temática que prioricen, ya que las presentaciones que realizan se relacionan con los temas que les va interesando a los miembros del grupo en diferentes momentos.       “Normalmente hemos dialogado más con un público adulto, pero con diferentes temáticas, como dramáticas o cercanas a la comedia, pero digamos que de un tiempo acá habíamos pensado en la posibilidad de hacer alguna obra donde nuestro público fundamental fuera niños”, señaló.

Agua de coco

La Compañía Matrioska, fundada en 2013 en Acapulco, cuenta entre su repertorio con la obra Agua de coco, escrita por la dramaturga Gloria Ramírez, dirigida al público infantil, ya que resalta el valor de la amistad. Recientemente la presentaron en Guanajuato.      “Surgió como una propuesta que presentamos al Programa Nacional de Teatro Escolar 2018, tuvimos la dicha de que nos seleccionaran para ser los responsables del programa en Guerrero ese año, hicimos la temporada y un recorrido de 60 funciones en escuelas y espacios públicos en Acapulco y otros municipios”, contó.       La obra narra la historia de tres niños: “Gabi”, “Mauri” y “Toño”, quienes tienen entre nueve y once años de edad y están encerrados en la unidad habitacional donde viven sin poder ir a la escuela, por lo que al aburrirse buscan la manera de distraerse, y a partir de ello surge una historia de amistad y amor.       “Hicimos presentaciones tanto en primarias como en secundarias, siempre al final de las funciones hubo mucha cercanía porque cada vez que teníamos chance de hacerlo conversábamos con los niños, les preguntaban cosas a los actores y les daban su punto de vista sobre la historia”, recordó.       Leonardo Cuesta destacó que su público les compartió la parte que más le conmovió, así como la que le causó más risas, lo cual fue muy importante como director, ya que durante todo el proceso de montaje y ensayos se trataron de mantener conscientes sobre cuál era su público preferente: los niños.       “En otros montajes siempre es importante lo que tenga que decir el público, pero más en este caso por las edades, que fuera una historia que se pudiera digerir y que no los aburriera cuando la estuvieran viendo, que los conmoviera y que además aprendieran algo, que encontraran en el escenario equivalencia con sus propias vidas, eso se consiguió en gran medida”, concluyó.