Aviones rusos violan zona de defensa aérea de Corea del Sur

Al menos seis aviones militares rusos violaron este martes la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Corea del Sur (KADIZ), en el mar del Este, lo que provocó la respuesta de la Fuerza Aérea s...

Al menos seis aviones militares rusos violaron este martes la Zona de Identificación de Defensa Aérea de Corea del Sur (KADIZ), en el mar del Este, lo que provocó la respuesta de la Fuerza Aérea surcoreana, informó el Estado Mayor Conjunto (JCS).

Un avión de alerta temprana A-50, tres aviones de combate SU-27 y dos bombarderos TU-95 entraron en la KADIZ cuatro veces este martes sin previo aviso y permanecieron en la zona durante aproximadamente cuatro horas antes de abandonar la zona.

Las naves de combate entraron en la KADIZ sobre las aguas que rodean la península coreana, incluidos los islotes más orientales del país de Dokdo y la isla de Ulleung en el mar del Este; sobre la ciudad sureña de Pohang y la isla de Jeju y áreas en el mar Amarillo, destacó la agencia Yonhap.

Según la JCS, ninguno de los aviones violó el espacio aéreo territorial de Corea del Sur.

La Fuerza Aérea de Corea del Sur desplegó unos 10 cazas, incluidos los aviones F-15K y KF-16 tras detectar el primer avión que ingresaba en la KADIZ sobre la isla de Ulleung, para rastrear el avión y enviar mensajes de advertencia.

La última violación llevó a 20 el número total de entradas de aviones rusos en la KADIZ en lo que va del año.

El Ministerio de Defensa presentó después del incidente una queja ante Rusia e instó al país a que adopte medidas para prevenir las recurrencias.

También se espera que el tema sea una prioridad en la agenda durante una reunión de su comité militar conjunto que tendrá lugar el miércoles y jueves en Seúl, añadieron.

El 23 de julio, un avión ruso A-50 de alerta temprana entró en dos ocasiones en el territorio aéreo surcoreano, sobre los islotes de Dokdo, causando que la Fuerza Aérea realizara cientos de disparos de advertencia.

A fin de prevenir tales sucesos, Corea del Sur y Rusia han tratado de crear una línea militar directa entre sus fuerzas aéreas, a fin de intercambiar información sobre sus vuelos.