Vampire Weekend enciende la Ciudad de México con noche indie-rock

Por Luis A. Echeverría Sánchez

Por Luis A. Echeverría Sánchez

México, 22 Oct (Notimex). - Con un repertorio que incluyó los temas "A-Punk", "Harmony Hall" y "This Life" la banda estadounidense Vampire Weekend se presentó en la Ciudad de México con un espectáculo indie-rock, al que ellos mismos se refirieron como una fiesta.

En el marco de las dos presentaciones que la agrupación tiene programadas en México, a las 20:40 horas de ayer lunes los integrantes de Vampire Weekend, banda surgida a principios del año 2006, aparecieron sobre el escenario del Teatro Metropólitan.

En el lugar, un enorme globo terráqueo giraba rodeado por un anillo de luces, mientras que los asistentes se ponían de pie para saltar y acompañar a los artistas con el tema "Mansard Roof” con el que iniciaron el concierto de más de dos horas.

Fue con "Unbelievers" que la agrupación dejó en total oscuridad el recinto para recibir los aplausos y chiflidos del público. Una vez que regresó la luz, el guitarrista Robert Jones comenzó a saltar por el escenario moviendo su cabello peinado a la afro para luego dar paso al silencio, en el que el vocalista Ezra Koenig aprovechó para expresar: "Hola México, gracias por venir".

Las palabras de Koenig desataron el alborozo en los asistentes, lo que la agrupación aprovechó para interpretar los temas "Bambina", "Kwassa" y "M79" a los que el público se fusionó con palmas y movimientos coordinados desde su lugar.

Ezra Koenig, quien vestía pantalones cortos combinados con una chamarra de mezclilla, fue el encargado de agradecer a sus fanáticos por una noche especial.

Posteriormente, Chris Baio cambió su guitarra por un ukulele con el que tocó los primeros acordes del tema "Sympathy", el cual se desprende de su álbum “Father of the Bride”, lanzado a inicios de este año.

Sobre una consola de audio y a la vista de los presentes, se podía observar la bandera de México, por lo que la emoción y nostalgia del público de Vampire Weekend no se hizo esperar, ya que la agrupación llevaba más de seis años sin presentarse en el país, tras su participación en el festival Corona Capital del año 2013

"Esto es de nuestro nuevo álbum", dijo Koenig, y los gritos del público resonaron de nuevo para acompañarlo con los temas "How Long?" y "Unbearably White”, pero fue con “Step", proveniente del álbum "Modern Vampires Of The City" del año 2013, que los presentes tomaron sus celulares para registrar a sus ídolos sobre el escenario.

El vocalista volvió a hacerse del micrófono para afirmar: "Los amo... esta es nuestra primera fiesta en grande en la Ciudad de México", para luego invitar al público a ejecutar un “beat box” (sonido bocal) que le diera pauta para tocar los temas "Diplomats" y "Jessica".

Más tarde vinieron "This Life", "Stoneflower" y "Harmony Hall" durante los cuales el enorme globo terráqueo proyectó diferentes colores.

Con "Hannah Hunt" y "2021" la nostalgia dominó al Metropólitan, recinto en el que Vampire Weekend parecía cerrar su presentación con “California English” y “Jerusalem”.

A las 22:30 horas los integrantes de la agrupación neoyorquina abandonaron el escenario, acto que generó la euforia y aplausos de los asistentes, quienes pedían el regreso de la banda, a lo que los artistas accedieron para así cerrar la primera de sus dos presentaciones en el país con los temas “Stranger”, “Late in the Evening” y “Walcott”.