IMSS atiende a migrantes en albergue de Tapachula

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Por Ashlei Espinoza Rodríguez. Enviada

Diariamente los migrantes instalados en el Albergue “Jesús El Buen Pastor”, reciben la visita de médicos y enfermeras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) quienes ofrecen consultas gratuitas para mantener un mejor control de los brotes que se pudieran dar en este espacio reducido en el que en ocasiones viven más de 800 personas.

Al respecto, el promotor de Acción Comunitaria del IMSS-Bienestar, José Ángel López González, señaló a Notimex que diariamente brindan entre 35 a 40 consultas a los extranjeros de todas las edades que actualmente están en el recinto a la espera de la resolución de sus trámites migratorios.

“Aquí la atención es totalmente gratuita ya si el paciente requiere una atención de segundo nivel ya lo trasladamos al hospital general o con un especialista”, apuntó.

Detalló que por la temporada del año se detectan mayores casos de gripe, por lo que en estas semanas como parte de la prevención, se les da vitaminas a menores de edad y a mujeres, principalmente.

“Cuando llegan los migrantes también se les da vitaminas para que se refuercen sus defensas porque la mayoría que viene llega con síntomas de gripe, como fiebre, y ya pasan a consulta y se le dan sus medicamentos”., apuntó.

Las revisiones se realizan en un cuarto habilitado como consultorio donde se cuenta con un importante suministro de medicamentos. Un médico de cabecera y un pasante, son los encargados de dar una atención mayor a la gente que así lo requiera.

De no necesitar mayores revisiones, los extranjeros son atendidos por dos enfermeras a las afueras del consultorio, quienes en una pequeña mesa de plástico, toman la presión a adultos y la temperatura a los menores con quienes juegan por momentos.

López González agregó que también dentro de la labor de la brigada que llegó a este espacio desde junio pasado y que permanecerá hasta diciembre, se encuentra realizar pláticas para informar a los migrantes sobre enfermedades de transmisión sexual y prevención de las mismas.

En este sentido, apuntó que a toda mujer embarazada que llega al albergue se le realiza una prueba de VIH para determinar si el bebé tiene riesgo de contagio durante el parto.

“Ya se han detectado dos casos y las mandamos al Centros Ambulatorios para la Prevención y Atención del VIH/SIDA y de las Infecciones de Transmisión Sexual (CAPASITS) para que les den tratamiento, incluso aquí hace un mes se alivió una angoleña por cesárea”, mencionó.

Asimismo, se les realiza un seguimiento prenatal apoyado con estudios, que en el caso de las oriundas de Angola, se realizan durante su paso por diversos países de Latinoamérica que cruzan para llegar a a México.