LITORAL

IN MEMÓRIAM

IN MEMÓRIAM

DORIS LESSING, EL CARÁCTER DE VIVIR Y ESCRIBIR

De carácter fuerte y hasta irritable, lo que le valió llegar a la cumbre, recibiendo el Premio Nobel de Literatura en 2007 por escribir la épica de “la experiencia femenina, que con escepticismo, fuego y poder visionario ha sometido a escrutinio a una civilización dividida”, y sabedora de que todos los libros deben luchar contra el rechazo y/o la indiferencia, incluyendo los suyos, que recibieron fuertes reacciones en contra, la escritora británica Doris Lessing nació hace un siglo, el 22 de octubre de 1919, en Kermanshah, lo que hoy es Irán.

Poco tiempo después de su nacimiento su familia se mudó a una granja en Rodesia, hoy Zimbawe, para finalmente establecerse en Inglaterra en 1949. Quizás esa parte de su biografía explica su rebeldía personal, que la llevó a militar en el comunismo, ideología de la que luego se desencantó y denunció el cultivo que produce para odiar a los otros, en especial a los enemigos, pero también a aquellos que fueron compañeros y se les ha acusado de traición. Sin embargo, mantuvo sus señalamientos contra la injusticia, el abuso, la estupidez y, también, contra los críticos literarios.

La escritora es reconocida sobre todo por su novela El cuaderno dorado (1962), que ha sido considerada como una exploración desde y hacia el interior de una persona del tiempo que le tocó vivir a su autora, es decir el comunismo y el anticomunismo, del movimiento feminista y de liberación sexual, del stalinismo y el armamentismo mundial, por lo que es visto como un hito en la historia de la literatura. Para ella, escribir se convirtió en una necesidad, “no me sienta bien no escribir, me pongo de muy mal humor. La escritura te da una especie de equilibrio”, declaró en una entrevista con la autora y periodista española Rosa Montero. Por ello, de su pluma surgió una treintena de títulos.

En general, su literatura retrata al siglo XX, con sus movimientos sociales y vaivenes políticos; igualmente habla de lo que a Lessing le tocó vivir. Su primera publicación, Canta la hierba (1949), trata de la vida en una granja de Rodesia, habitada por una pareja blanca y su criado africano. Otro trabajo importante de la autora es su serie semiautobiográfica Hijos de la violencia (1952-1969), que si bien tiene como personaje central a Martha Quest, habla de la vida de la autora hasta la quinta década de vida, desde su tiempo en la vida de familia en África, su lucha por liberarse de ese yugo y en ese afán su cambio de residencia a Inglaterra, donde debió ejercer varios trabajos para salir del anonimato. Todo con el tono que caracteriza a la escritora: un realismo duro, áspero, que es de la única forma que se puede narrar esa etapa de la historia de la humanidad.

Para 1962 aparece la ya mencionada novela El cuaderno dorado y en 1975 lo haría otra de sus obras centrales, Memorias de una superviviente, una distopía sobre el colapso social y psicológico narrado por una mujer de edad adulta.

Autora que disfrutó escribir, dedicó cinco títulos a la ciencia ficción, a través de la saga Canopus in Argos: Archivos, publicados entre 1979 y 1983, y a continuación desenmascaró la injusticia, les penurias que deben pasar los escritores desconocidos a través de las novelas El diario de un buen vecino (1983) y Si el viejo podría (1984), que entregó a editoriales con el seudónimo de Jane Somers, y que le fueron rechazadas recomendándole, incluso, que leyera a Doris Lessing para mejorar su escritura.

Desde el realismo y la ficción también de su pluma surgieron los títulos El buen terrorista (1985), que aborda la vida de un grupo de revolucionarios en Londres; El quinto hijo (1988), una historia de terror de la que es secuela Ben en el mundo (2000).

Posteriormente aparecieron El sueño más dulce (2001), que también se tiene como una novela semiautobiográfica, ambientada en los años 60; La grieta (2007), una recreación de los orígenes de la sociedad humana, y Alfred y Emily (2008), en la que desde la ficción habla de sus padres.

También cultivó otros géneros, como el cuento, en el cual mostró su destreza literaria, como lo evidencian títulos como El país del viejo jefe (1951), La historia de un hombre que no se casa (1972), El sol entre sus pies (1973) e Historias (1978). En sus ensayos, reunidos en el volumen de 2004 Time Bites: Views and Reviews, muestra una variedad de intereses, desde la política, el feminismo o la filosofía sufí. Doris Lessing habría de fallecer el 17 de noviembre de 2013, en Londres, Inglaterra.