LITORAL

DESDE EL LIBRERO

DESDE EL LIBRERO

EL ESCAPE DE LA ROBOT SALVAJE, DE PETER BROWN

El escritor estadounidense Peter Brown retoma la historia de ROZ (ROZZUM 7137) para narrar ahora todo lo que debe hacer por recuperar a su hijo, Diamantino, y llevarlo al único lugar en el que puede vivir con seguridad a su lado: la isla del norte. Para ello deberá superar barreras como la granja lechera a la que fue remitida para trabajar; atravesar bosques y campos de cultivo; escapar del acecho de animales salvajes como los lobos, pero sobre todo de sus enemigos naturales, los RECO, así como salir ilesa de la ciudad, donde, sin embargo, encontrará la respuesta a sus dudas y el apoyo de quien menos lo esperaba para llegar a su destino salva y sana. Y aún más, renovada.

Se trata de la novela destinada para lectores del segmento infantil y juvenil El escape de la robot salvaje, publicada este 2019 en español y que da continuidad a la primera y exitosa entrega Robot salvaje. ROZ fue detenida por los RECO y enviada a la fábrica de robots, donde fue “rehabilitada”, eliminado su estado salvaje, y redirigida a una granja lechera para ayudar en las labores propias del lugar a la familia Shareef, que cumplirá sus labores prolijamente, aunque su mente siempre estará en la oportunidad de huir para estar al lado de su hijo, el ganso Diamantino, y vivir juntos y libres para siempre. En su objetivo de escapar le ayudarán los hijos del señor Shareef, Jaya y Jad, después de escuchar su verdadera historia, que va más allá de ser una robot de ayuda a los humanos.

Pero el camino de regreso a su casa, en la isla del norte, para estar al lado de sus amigos los animales salvajes –de quienes aprendió a ser como ellos- y de su hijo, no es nada fácil, deberá sortear más peligros, en los que le ayudará Diamantino, quien llegó justo a su lado para huir juntos. En primer lugar, deberá recorrer el largo camino sin ser vista por humanos y los robots RECO, quienes la buscan para atraparla, lo que significaría que ahora sí la deshicieran, la fundieran. También enfrentará partes difíciles, como ríos y rocas, y a los lobos, en particular a Sombra, el líder, a quien ya derrotó una vez con ayuda de las vacas de la granja.

Superados estos obstáculos, trepada sobre un tren de carga llegará a la gran ciudad, paso necesario para arribar a su destino. Y es ahí donde las posibilidades de escapar se vuelven más difíciles. Hay robots por las calles y personas que de verla sola la denunciarían. También hay más RECO y las naves blancas triangulares, que vigilan desde los aires la seguridad en la ciudad y desactivar cualquier acto indeseado. A pesar de haber recibido incluso el apoyo de habitantes de la gran ciudad, ROZ cae detenida por sus robots enemigos y es llevada a la fábrica donde fue hecha para que la desarmen. Lleva, además, una pierna derretida producto de la persecución que sufrió.

Sin embargo, irónicamente será su aprisionamiento lo que le dará la libertad definitiva. En la fábrica es llevada con la doctora Molovo, la diseñadora de robots, su diseñadora, quien al conocer su historia, desde que fue a parar con los animales salvajes de la isla del norte, la adopción que hizo de Diamantino, el amor que se tienen mutuamente, su paso por la granja y todos los impedimentos que venció en busca de alcanzar su meta final, despertó en interés por conocerla y, rompiendo todas las reglas y protocolos, le ayuda a alcanzar su meta para vivir feliz y en paz entre los suyos. Es así como en una de esas naves triangulares y blancas que alguna vez la persiguieron la doctora la lleva y libera en la isla del norte.

El escape de la robot salvaje, libro publicado en la colección Planeta Junior de la editorial del mismo nombre, con ilustraciones hechas por el mismo escritor, Peter Brown, es un libro netamente escrito para el lector infantil o juvenil. El autor de varios títulos bestsellers, como ¡Mi maestra es un monstruo! (No es cierto) o El jardín curioso, sabe cuál lenguaje utilizar, despertar sentimientos como el amor, la solidaridad y la admiración. También sabe llegar a sus lectores en busca de responder a preguntas como ¿qué sucedería si un robot viviera en la naturaleza, al lado de animales salvajes? Y ¿qué sería capaz de hacer ese artefacto si fuera separado de sus seres queridos? La lectura se vuelve ágil y no se sienten las 281 páginas que componen esta historia.