Terminan protestas de normalistas de Puebla al nombrar directivos

El secretario de Educación de Puebla, Melitón Lozano, anunció que terminaron las protestas de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Carmen Serdán de Tételes de Ávila Castillo, al cumplir co...

El secretario de Educación de Puebla, Melitón Lozano, anunció que terminaron las protestas de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Carmen Serdán de Tételes de Ávila Castillo, al cumplir con el nombramiento de la directiva de la institución e iniciar la auditoria.

Además el gobierno estatal observó que la escuela muestra grandes carencias luego de más de 50 años de funcionar, como es la falta de agua potable, pisos en malas condiciones, cocina deficiente y falta de herramientas, tortillería con descomposturas, y colchones, lockers inservibles, además de raciones de comida disminuidas para que pudieran solventar las becas.

El funcionario estatal indicó que ya instruyó al Capfce para que haga un estudio con el fin de iniciar un proceso de mantenimiento y construcción de espacios y programar apoyos para entregar a los alumnos.

Dio a conocer que nombraron para la Dirección del plantel, a Antonio García, en la Subdrección Administrativa, a Pedro Hernández Muñiz, y como subdirector Académico, a Casimiro Ramírez Agustín, que asumieron el cargo a partir de hoy.

Después de las 16 horas los directivos fueron presentados a los 430 estudiantes de la normal, para terminar con el paro y las protestas. Con el fin de dar mayor tranquilidad, publicaron la convocatoria para elegir a los directores que serán definitivos, dirigida a que quienes cumplan con los perfiles que requieren en la escuela.

El secretario de Educación indicó que la auditoria solicitada ya inició con personal jurídico de la Secretaría de Educación y de la Coordinación General de Administración, como lo habían solicitado los alumnos, pero los invitó a formar un consejo de vigilancia, de estudiantes, para que puedan ser partícipes y estar al pendiente de la marcha de la escuela.

También, los funcionarios estatales, se refirieron al hecho de que los estudiantes ya no tienen choferes de camiones retenidos, a quienes habían obligado a llevarlos a sitios para realizar protestas.