LITORAL

TINTA FRESCA

TINTA FRESCA

(ENTREVISTA)

MÉTODO DE NO FICCIÓN PARA EINSTEIN

En el mundo de la ciencia, del conocimiento científico, 1905 es reconocido como el año milagroso del físico Albert Einstein, y es así porque no sólo fue cuando llegó a la conclusión de su famosa fórmula E=mc2, sino porque el entonces todavía trabajador de la oficina de patentes publicó cinco artículos hoy considerados revolucionarios para el conocimiento de la física; en uno extendió la discontinuidad cuántica a la radiación electromagnética, en otro desarrolló la teoría de la relatividad espacial, el tercero contiene esa famosa fórmula y en los últimos dos demostró la existencia de átomos de tamaño finito.

Imaginemos los momentos en los que el científico más reconocido del siglo XX y uno de los más influyentes de la historia- junto con Newton- tenía en sus lapsos de reflexión, de levantarse para volver a sentarse, apuntar teorías y fórmulas sobre papel u otro objeto, para finalmente, quizá, gritar “¡Eureka!” tras descubrir un nuevo conocimiento que significaría un avance en el desciframiento del universo.

Esta tarea se puede hacer desde la literatura de no ficción y dos físicos y divulgadores de la ciencia la practican: el argentino José Edelstein y el chileno Andrés Gomberoff, quienes llevan 10 años colaborando juntos, labor de la cual han resultado un par de libros, el más reciente titulado Einstein para perplejos, que en estos días presentaron en México como parte de su participación en la Feria Internacional del Libro Judío.

En charla con Litoral, Edelstein (físico teórico) y Gomberoff (físico) explican que la colaboración de una década la llevan a cabo por puro gusto, por su interés como divulgadores de la ciencia que también son.

Los escritores e investigadores tienen gustos y sensibilidades parecidas, de manera que han desarrollado formas, modos que ambos entienden para trabajar juntos, apoyados por la tecnología, el internet, pues lo común es que se encuentren en dos países distintos, Chile y Argentina, y que en el caso de Einstein para perplejos, publicado en el sello Debate, para Edelstein fue durante una estancia en España.

Durante la colaboración para publicar un texto en literatura de no ficción viven momentos de gozo conjunto, que comparten a la distancia, por lo que no deben disimular nada, a nadie tienen que convencer de que les gusta hacerlo, porque así sucede, y los lectores lo notan, que son textos escritos por apasionados de la ciencia, de la literatura, de la divulgación. Aclararon que este libro fue publicado y presentado en varios países de Hispanoamérica en 2017, pero hasta ahora lo hacen en México debido a que entonces se atravesó la circunstancia del terremoto del 19 de septiembre.

La divulgación de la ciencia desde la literatura de no ficción representa un trabajo doble, porque por una parte deben investigar de lo que van a hablar y además darle el tratamiento literario que se requiere, pero se trata de un placer, de un gusto, insisten, pues sirve para divulgar la ciencia, un tema que por supuesto también les apasiona.

Al respecto, hacen un símil: si alguien tiene un maestro que te enseñe cualquier materia de ciencias exactas con placer, con amor, con gusto, “es como ver pornografía”, porque se está frente a alguien que está disfrutando lo que hace, y esos son los mejores maestros que podrás tener, incluso aplica a otras materias como Español o Historia.

Gomberoff puso como ejemplo que cuando su maestro de español habló sobre el poeta Federico García Lorca se veía en él casi un orgasmo, por lo que su reacción fue “algo debe tener eso, denme uno”, apunte que Edelstein refuerza al comentar que cuando se ve a alguien que siente entrega por algo, tú quieres vivir lo mismo, por lo que te despierta el interés y empiezas a indagar, entras a ese mundo.

El volumen escrito al alimón contiene 23 textos sobre distintos momentos determinantes del llamado año milagroso de Albert Einstein, pero escritos dentro de la corriente de no ficción, en la que han brillado el argentino Rodolfo Walsh con Operación Masacre, Truman Capote con A sangre fría y en la actualidad lo hace el mexicano Jorge Volpi con Una novela criminal.

En el volumen se pueden encontrar un capítulo sobre la teoría de la relatividad y Einstein, otro sobre él y el Holocausto y uno más en el que se habla de sus últimos años de vida, por ejemplo.