Ilimitado el legado de León-Portilla

*Los escritores destacan su trabajo teórico-intelectual y a nivel de docente

*Los escritores destacan su trabajo teórico-intelectual y a nivel de docente

México, 2 de octubre (Notimex).— En la obra de Miguel León-Portilla se pueden entender las raíces culturales y, a la vez, sentirnos parte de un Encuentro de dos mundos, no de una Conquista, palabra con la cual no nos hemos reconciliado del todo, afirmó Jesús de la Peña, presidente fundador del Consejo Mexicano de Escritores Independientes (CMEI).       Consideró que el legado del historiador se materializa en ser un escritor independiente, quien rompió con paradigmas de la historia etnocentrista “para describir nuestro maravilloso mundo prehispánico”.       Sobre León-Portilla, que murió ayer a los 93 años de edad, el editor, poeta y catedrático José María Espinasa, director del Museo de la Ciudad de México, dijo a Notimex que murió una de las grandes figuras de la cultura mexicana, “su visión de la poesía náhuatl alcanza una gran calidad y su visión de lo mexicano va más allá de las simplificaciones del nacionalismo”.       En tanto, el escritor, editor, traductor y académico mexicano Felipe Garrido expresó que el pensador e historiador fue su maestro en la universidad, a quien conoció cuando hizo algunas de las publicaciones de sus libros en el Fondo de Cultura Económica.       Destacó que León-Portilla fue un maestro que repartió sabiduría en una enorme cantidad de publicaciones, en sus participaciones en encuentros y congresos, así como en la conversación entre amigos. “Fue un hombre enormemente generoso, bueno y sabio; aprendí de él la pasión por el estudio, el conocimiento, saber mejor lo que uno sabe, no pasar ante las cosas por encimita sino ir al fondo de las cosas”, comentó. Garrido dijo que más allá de las asignaturas impartidas por León-Portilla, “enseñaba con su ejemplo una manera de vivir, que es lo que hacen los grandes maestros, porque los grandes no sólo nos enseñan las asignaturas que les corresponden, nos enseñan a vivir, a trabajar, a no conformarse con hacer las cosas a medias, sino completarlas y hacer lo mejor que uno pueda”.       El escritor expresó que León-Portilla seguirá vivo en cada uno de sus libros, porque él tuvo la virtud de escribir de una manera que puede llegar a un público mucho más amplio, no escribió únicamente para especialistas.       “Hay una buena cantidad de libros para una gran cantidad de público y que podremos seguir leyendo por mucho tiempo, porque mantendrán su vigencia durante largos años”, expresó.