El arte de traducir

*Falta reconocer el trabajo de los traductores

*Falta reconocer el trabajo de los traductores

Por Iván Santiago Marcelo

México, 2 de octubre (Notimex).— Las poetas y traductoras Elisa Díaz Castelo y Paula Abramo afirmaron que es importante continuar la lucha para que se reconozca y se dé valor al arte de traducir textos escritos en otros idiomas.       “Ahora se reconoce más que antes, hace algunos años era insólito que el nombre del traductor estuviera en las portadas de los libros y hoy es un poquito más común, pero todavía no es algo que siempre suceda, de hecho hay traducciones que ni siquiera reconocen quién es el traductor”, indicó Díaz Castelo.       Durante la charla “¿Traducir para qué?”, realizada en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, agregó que el Premio Bellas Artes de Traducción Literaria Margarita Michelena contribuye, por ejemplo, a visibilizar que es una tarea “muy creativa” y no sólo un oficio.       Paula Abramo manifestó su gusto por la traducción literaria, “porque esto me ha hecho moverme por otros territorios en los que no necesariamente me sentiría cómoda en primera instancia: por lenguajes, léxicos y campos de conocimiento que me implicaron mucha investigación y fueron muy novedosos para mi”.       Me dio la noción de la riqueza del lenguaje, de la amplitud, de la precisión de esta herramienta que tenemos todo los días y es la lengua, de sus múltiples variantes, de los múltiples registros en los cuales uno puede hablar, de las muchas maneras en que un mismo texto puede traducirse, agregó.       La poeta enfatizó que como escritora el arte de traducir le ha enriquecido, pues implica estar en una constante búsqueda de la palabra precisa, “estamos siempre buscando equivalentes, aunque a veces nos damos cuenta que no hay equivalentes y eso es muy interesante, porque nos muestra el estar trabajando con la alteridad y con culturas distintas a las nuestras”.