Blanca Guerra reúne donativos en apoyo a Delia Casanova

* La actriz planea fundación en apoyo a los actores y actrices

* La actriz planea fundación en apoyo a los actores y actrices

Por Claudia Pacheco Ocampo

Con el apoyo de amigos y familiares, la actriz Blanca Guerra logró reunir recursos económicos, mediante donativos, que se destinarán a la cirugía de su compañera y amiga Delia Casanova, quien tiene un problema en una de sus rodillas.

A un restaurante de la colonia Condesa en la Ciudad de México, acudieron decenas de personas para expresar su apoyo a la primera actriz. Se les propuso la donación inicial de mil pesos y al hacerlo recibirían un ejemplar del libro “Blanca Guerra, apuntes de Guerra”, escrito por Roberto Fiesco.

“Es un pequeño homenaje, un acto de amor de parte de sus compañeros y amigos. De quienes hemos tenido la oportunidad de trabajar a su lado y conocerla, pues hemos recibido grandes cosas de su parte”, destacó Blanca Guerra ante la prensa.

El objetivo consistió en recaudar por lo menos 100 mil pesos de los 250 mil que se requieren para la operación, aún sin fecha ni lugar definido, pues a la actriz de telenovelas como “Cadenas de amargura” y “Lo imperdonable”, le deben realizar varios estudios con la esperanza de que otro tratamiento le pueda ayudar a evitar la prótesis.

“Ella está trabajando y se encuentra perfectamente bien de todas sus facultades; sin embargo, es posible que necesite una prótesis de rodilla, la cual es muy cara. Por ello es que comenzamos a recaudar fondos. Lo que tiene es un desgaste de huesos, algo natural de la edad”, explicó Guerra.

Indicó que los médicos han dicho a Casanova que podría ser candidata a un tratamiento menos caro a través de inyecciones quizá de esteroides o cortisona aplicadas directamente a la rodilla.

Mencionó que Delia Casanova sí cotiza para la Asociación Nacional de Actores (ANDA), pero hasta el momento no han consultado a los representantes de Previsión Social para ver si se le puede apoyar económicamente en su hospitalización.

Blanca Guerra recordó que se conocieron hace muchos años justo cuando el maestro Héctor Mendoza tomó a su cargo el departamento de teatro de la UNAM y Delia llegaba a estudiar en la sede del Centro Universitario de Teatro (CUT), donde ella también se preparaba.

“Siempre me impresionó su belleza y cuando la vi por primera vez en una obra que se hizo en el teatrito del CUT, me quedé alucinada con su trabajo. De ahí en adelante fuimos amigas muy cercanas y muy de colegas. Yo estaba en proceso formativo mientras que ella era una profesional, fue un intercambio de cosas muy interesantes”, resaltó.

Tras esta iniciativa en apoyo a Casanova, Blanca Guerra reveló que planea crear una fundación en apoyo a otros actores y actrices que no reúnen el capital suficiente para atender diversas cuestiones de salud, para la compra de medicamentos y hasta en la resolución de situaciones legales.

“Para continuar con este tipo de ayudas, la única manera de lograrlo es creando una asociación civil donataria. Es un trámite que lleva su tiempo, pero ojalá me la puedan autorizar los distintos departamentos a los que debo acercarme”, comentó.

Ante situaciones como esta, consideró que las asociaciones civiles son importantes en un país porque "son brazos que ayudan al Estado para cubrir algunas deficiencias. No se les debe dar la espalda, sobre todo a las que son trasparentes y rinden cuentas sin asomo de corrupción".

Será en los próximos días cuando Delia Casanova y Blanca Guerra inicien el rodaje de la película “El ángel azul”, dirigida por René Pereyra y en la que ésta última interpreta a la dueña de un cine en una ciudad mexicana.

“Se retrata cómo es que los comercios van quedando desolados, la gente se va ausentando hasta que todo se queda como pueblos fantasmas debido a la falta de apoyos o exceso de violencia. Es retratar la doble moral en una sociedad”, concluyó.