Ayatolá Jamenei descarta cualquier negociación con EUA

El líder supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Ali Jamenei, descartó este martes cualquier posibilidad de que Irán mantenga conversaciones con Estados Unidos, ya que su pretensión solo ...

El líder supremo de la Revolución Islámica, el ayatolá Ali Jamenei, descartó este martes cualquier posibilidad de que Irán mantenga conversaciones con Estados Unidos, ya que su pretensión solo tiene como objetivo imponer sus exigencias y demostrar el impacto de la presión máxima sobre Irán.

Agregó que “la política de máxima presión sobre el pueblo iraní es absurda, y todos los responsables de la República Islámica coinciden en que no habrá negociaciones con Estados Unidos a ningún nivel”.

En declaraciones efectuadas este martes, el ayatolá se refirió a la propuesta estadunidense de negociar con Irán, y avisó: “Todos deben saber y tener en cuenta que se trata de un truco”, destacó la agencia IRNA.

El líder iraní añadió que Teherán solo dialogara con Estados Unidos si este país se retracta de sus palabras y vuelve al acuerdo nuclear que ha violado, entonces podrá participar en las reuniones de los países firmantes del acuerdo y negociar con Irán, al igual que ellos.

En tanto, el presidente iraní Hasan Rohani tiene previsto viajar en los próximos días a Nueva York para participar en la sesión anual de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU).

Las tensiones entre ambas naciones escalaron luego de que Estados Unidos decidió abandonar el acuerdo nuclear firmado en 2015, en el que Irán aceptó detener sus actividades nucleares a cambio del levantamiento de las sanciones impuestas por Naciones Unidas, Estados Unidos y Europa.

Estados Unidos acusó a Irán de ser el responsable de los ataques con drones del sábado contra instalaciones petroleras saudíes que se atribuyeron los rebeldes Hutí de Yemen.Estados Unidos y Arabia Saudí también acusaron a Irán de estar detrás de los sabotajes contra buques cisterna en el estrecho de Ormuz e infraestructuras petroleras saudíes de los meses pasados, algo que Teherán negó.