El arte y la expresión de la locura

*Rodrigo Saltijeral presenta Frágil condena

*Rodrigo Saltijeral presenta Frágil condena

Por Iván Santiago Marcelo

México, 12 de septiembre (Notimex).— Hace 14 años que Rodrigo Saltijeral concluyó la licenciatura en Artes Visuales, desde entonces ha dedicado por completo su tiempo a esta disciplina, en la que destaca por sus dibujos y elaboración de piezas con barro.      “En estos años me he enfocado al arte y la expresión de la locura en el ser humano…. a reflejar los estados de la mente en general”, dijo el artista plástico nacido en la Ciudad de México, pero de origen oaxaqueño, territorio en el cual lleva varios años radicando.      En entrevista con Notimex al presentar su exposición Frágil condena, expresó que debido a su formación académica trabaja con la figura humana y el retrato, pero destaca su inquietud de trabajar los temas que tienen relación con la mente y lo anormal.      El artista recuerda que hace cinco años inició un proyecto, el cual fue expuesto en la Ciudad de México, en él retrató a personas diagnosticadas con alguna enfermedad mental. “Me interesaba mucho la expresión, creo que la locura hace que ciertos rasgos humanos  —nuestra fisionomía, anatomía y gestos— definitivamente se miren muy distintos a los pertenecientes a la gente normal”, indicó.      Uno de los proyectos actuales del artista plástico es Frágil condena, un conjunto de 20 máscaras de cerámica que forman parte de un proceso de experimentación visual realizado con mujeres mexicanas, quienes han sido diagnosticadas con enfermedades mentales y en situación de internamiento y reclusión, tanto en hospitales psiquiátricos como en cárceles de México.      Las máscaras que conforman la exposición que se presentará a partir del 28 de septiembre en Venadito Espacio Cultural, ubicado en la ciudad de Oaxaca, fueron realizadas a partir de moldes elaborados por las internas y reclusas, las cuales se trabajaron posteriormente por el artista, utilizando como medios a las técnicas ancestrales del barro muerto y el Rakú.